Opinión

Cara a cara

5 de noviembre de 2021, 5:00 AM
5 de noviembre de 2021, 5:00 AM

_En Santa Cruz se advierte otra señal preocupante de la ‘cuarta ola’ del coronavirus: Las UTI se están volviendo a llenar con 79 pacientes infectados y de los que 39 están conectados a un respirador luchando por sus vidas. De acuerdo a lo informado por autoridades de salud, hace dos semanas se percibe un incremento de casos. El crítico momento se produce en medio de atrasos en el pago por servicios al personal médico que tampoco lo hay en cantidad suficiente. Un médico debe atender hasta media docena de enfermos. La recomendación a la ciudadanía es siempre la misma para que se vacune sin más pérdida de tiempo y no incremente la cantidad de contagiados críticos.

_La protesta callejera estalló en un grito que demanda justicia y condena la impunidad. Nunca antes como ahora se sintieron tan amenazados y desprotegidos los periodistas en el país. Sus miedos están contenidos en dramáticos testimonios tras lo ocurrido en Las Londras, en el municipio de Guarayos, donde junto a policías y dependientes de ese predio, fueron secuestrados, torturados y amenazados de muerte durante siete horas por un grupo irregular de encapuchados armados. Ayer, hombres y mujeres de la prensa cruceña, marcharon desde la Catedral hasta la Fiscalía. A una semana del violento hecho no se detuvo a nadie y los secuestradores se habrían puesto a buen recaudo en una comunidad vecina. Pese a haber sido identificados y tener orden de detención, según la Fiscalía, nadie osa tocarles un pelo. Parece que tienen a ciertas autoridades en un puño y carta blanca para sus tropelías.



Tags