Edición Impresa

Cara a Cara

Monica Salvatierra 24/1/2022 04:00

Escucha esta nota aquí

Las exportaciones mineras batieron récord al superar los $us 5.000 millones en 2021. Sin embargo, el país no goza de las extraordinarias cifras, porque esa venta externa solo deja 144,1 millones de dólares en impuestos. Como se sabe, la explotación minera en Bolivia es estatal, privada y cooperativista. En el primer caso, se sabe que los márgenes son residuales y que la burocracia le ganó a la productividad. En el caso de las empresas privadas, hay un ingreso al erario nacional por lo que estas tributan. Las cooperativas no pagan impuestos, extraen todo tipo de minerales casi sin control (ni sobre el daño al medioambiente ni sobre los ingresos que dejan al país). Los cooperativistas mineros son aliados del gobierno. En muchos casos explotan los recursos naturales y a los seres humanos a los que emplean, porque incumplen las leyes laborales y no les pagan lo que corresponde por su trabajo. Son las injusticias que se viven en el país, mientras el Estado mira a un costado con tal de tener respaldo político.

 Las noticias del narcotráfico cobraron relevancia en la última semana. Dos capos del ‘narco’ fueron acribillados en Bolivia en presumibles ajustes de cuentas. Y un alto jefe policial antidrogas ha sido capturado por sus vínculos con el narcotráfico y es acusado también por la DEA en un caso de envío de cocaína a EEUU. Particularmente inquieta que vuelvan los ajustes de cuentas y que marquen inseguridad para ciudadanos comunes. Es de esperar que el ministro de Gobierno se ocupe de devolver certezas a la población y de limpiar la colusión del crimen organizado con los altos mandos de la institución del orden.

Comentarios