OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

24 de febrero de 2022, 4:00 AM
24 de febrero de 2022, 4:00 AM

Llama la atención el robo criminal de la luminaria y el cableado del Túnel Percy Fernández ubicado sobre el cuarto anillo de esta capital. El hecho delictivo deja a oscuras un viaducto altamente transitado y pone en peligro a miles de personas que lo utilizan a diario. Este atentado público se ha hecho en forma planificada y por “expertos” en la materia, aprovechando del conocimiento de los secretos y vericuetos de la instalación e incluso de las cámaras que seguramente no funcionan. Ningún hijo de vecino podría hacerlo y mucho menos en solitario. Sorprende también que este tipo de situaciones pase casi desapercibido y no se actúe con celeridad y decisión para darle a las responsables unas buenas medidas ejemplificadoras.

Poco más de una hora y media de lluvia caída (70mm, según Aasana) en Santa Cruz de la Sierra fueron suficientes para que colapse una vez más el sistema pluvial y dejar a la ciudad casi en un estado de indefensión. Como consecuencia una persona perdió la vida al ser arrastrada por las aguas en un canal sin barandas de protección. El riesgo de este tipo de accidentes es constante y nadie lo considera un peligro para la vida humana. Un buen plan de drenaje básico es otra muestra de las carencias importantes y estructurales que continúa pendiente. Priorizar los problemas para solucionarlos no parece ser el rumbo a tomar. Desde hace rato la calidad de vida de la gente importa poco y nada.

Tags