Edición Impresa

OPINIÓN

CARA A CARA

Pedro Rivero Jordán 27/2/2022 04:00

Escucha esta nota aquí

Está por descolgarse del almanaque el mes que registra evocaciones históricas de los cruceños: El de su independencia proclamada el 14 de septiembre de 1825 tras la rebelión del 24 de septiembre de 1810 y el de la fundación de su ciudad, Santa Cruz de la Sierra, el 26 de febrero de 1561 por Ñuflo de Chaves. Además de los actos protocolares alusivos a ambos acontecimientos, el mes destacó con nitidez la propuesta contenida en un par de iniciativas ciudadanas e institucionales.

Una de esas inquietudes es el proyecto 1561 propuesto por quienes se identifican como “un pueblo que se rehúsa a dejar de soñar” y cuyo presente obliga a actualizar el modelo cruceño, en base a nuevos paradigmas sociales, económicos y medioambientales. Para hacer realidad el cambio planteado a largo plazo, se propone la creación del Consejo Consultivo Cruceño “para la generación de espacios de diálogo y fortalecimiento de ideales democráticos, construyendo una estela de alianzas para la creación y divulgación de conocimiento, valores y pedagogías de liberación”.

La consolidación de Santa Cruz de la Sierra como metrópoli puede concretarse por su innegable potencial. El tema demandó intensos debates junto al experto urbanista español Pedro B. Ortiz. Fueron delineados, entre otros, 8 proyectos estratégicos que permitan a la futura metrópoli adquirir niveles de eficiencia y productividad imprescindibles para sus actividades como tal. En los referidos casos, se escudriña el futuro, la mirada va más allá del horizonte. Bien por la región y por la ciudad.



Comentarios