OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

3 de marzo de 2022, 4:00 AM
3 de marzo de 2022, 4:00 AM

Terminó el Carnaval y quedan los resabios de la Fiesta Grande. Desde el punto de vista epidemiológico los efectos se verán en dos semanas. Queda también la preocupante cifra de al menos 46 muertos en distintos sitios del territorio nacional, más de 100 arrestados y casi 400 denuncias por violencia ante la Fiscalía General del Estado. A pesar de que los organizadores lo resumieron como exitoso, en el Carnaval hubo violencia en el centro de esta capital, algo que se puede prevenir y evitar en las próximas versiones.

 La guerra contra el plástico está declarada. Ayer Naciones Unidas acordó lanzar una “histórica” negociación para el primer acuerdo mundial contra la contaminación por plástico. El objetivo es frenar los desechos que contaminan y eliminan vida vegetal y animal, así como microrganismos de alto impacto en la salud de los océanos. La toma de conciencia y la educación sobre el uso del plástico, que nos inunda, debe conllevar un cabal reconocimiento de su ciclo de vida, es decir entender sobre el impacto desde su producción, sus malos usos, el desecho e incluso el provechoso reciclaje.

 A menos de dos kilómetros de la frontera con Brasil, se ha desbaratado un megalaboratorio en el Parque Noel Kempff Mercado que producía dos toneladas de cocaína por semana. No alcanzó, parece, con los crímenes de Huanchaca (1986) para entender sobre la conservación y el cuidado de los bosques, parques y áreas verdes para evitar que la mano enemiga de saqueadores, asesinos, traficantes y narcos continúe delinquiendo en los sitios más preciados del país.

Tags