OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

.

1 de mayo de 2022, 4:00 AM
1 de mayo de 2022, 4:00 AM

Hoy toca su fin la fiesta del Barroco en Santa Cruz. Tres últimos conciertos y el estreno del moderno teatro del Colegio Americano en la noche de clausura, le pondrán broche de oro al que, sin duda alguna, constituye el acontecimiento cultural del año. Lo ha impulsado APAC con nota 10 en la puesta en escena después de cuatro años de pausa obligada por circunstancias diversas, principalmente por la pandemia. Imposible no citar a Piotr Nawrot, creador y director infatigable del Festival. Además, artífice de su consolidación como uno de los eventos de música antigua más destacados del continente y con excelente reputación en América y Europa. La respuesta masiva del público en los más de 100 conciertos ofrecidos en la ciudad y en ‘tierra adentro’ es también digna de destacarse. El éxito fue total.

 El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tuvo  expresiones solidarias con la expresidenta Jeanine Áñez, encarcelada, según dijo, “presuntamente por atentar contra el orden democrático en Bolivia”. Fue durante un acto realizado en el Palacio de Planalto, sede del gobierno brasileño. Mientras, excolaboradores estrechos de Áñez ‘se zambullen para no jugar’ como testigos en los tortuosos procesos judiciales montados en su contra. En enero, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, aireó la versión de supuestas reuniones entre Bolsonaro y Añez que incluso habría usado el avión presidencial en “constantes viajes” al vecino país en plena evolución del ‘golpe de Estado’. Una muy necesaria respuesta brasileña a tan grave aseveración sigue haciéndose esperar.

Tags