OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

.

El Deber logo
6 de mayo de 2022, 4:00 AM
6 de mayo de 2022, 4:00 AM

La ‘azulización’ del TSE.  El Tribunal Supremo Electoral se ha quedado sin profesionales independientes que garanticen elecciones limpias y transparentes, como la última, esa que se realizó con un poder electoral renovado -el único que logró cambiar la presidenta constitucional Jeanine Áñez- y que permitió la llegada al poder de Luis Arce sin el fraude que un año antes hizo Evo Morales. Con árbitro parcializado, ¿vale la pena entrar a la cancha a jugar un partido donde el que toma decisiones ya decidió quién será el ganador? Si el sentido de la democracia es que los que gobiernan son elegidos por la gente y ese derecho se manipula a capricho y antojo en el órgano electoral, ¿no debiera partir por allí alguna lucha, si cabe, para defender la democracia?

 El uso del barbijo ya no será obligatorio en espacios públicos en Santa Cruz, en Sucre y probablemente en más ciudades en los próximos días. Odiado por algunos, el cubrebocas, mascarilla o como se le llame, ha salvado millones de vidas en el mundo, como después lo hizo lo vacuna. Gracias a ese accesorio celeste por un lado y blanco por el otro, pegado a dos discretos elásticos para sujetarse detrás de las orejas, se han reducido incluso los índices de resfríos y gripes. Hemos pasado dos inviernos y los resfríos prácticamente han sido inexistentes. Y el gran autor de esa hazaña es el barbijo, que evitó los contagios. Yo por lo menos no pienso sacármelo, con o sin pandemia, ni en exteriores ni en interiores.

Tags