OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

.

2 de agosto de 2022, 4:00 AM
2 de agosto de 2022, 4:00 AM

Día del campesino, Día del Indio, Día de la Revolución Agraria. Desde 1937 esta jornada ha ido cambiando de nombre, pero no de esencia. Un 2 de agosto se fundó la primera escuela indígena. Lo que aún se arrastra es la postergación de la población originaria, especialmente en el oriente del país. Si antes los indígenas eran casi invisibles para los terratenientes, que los utilizaban como mano de obra muy barata, ahora los indígenas de tierras bajas son invisibles para el gobierno nacional, que no hace nada frente al desplazamiento que sufre esta población, por parte de colonos del occidente del país, que invaden sus predios.

 El 25 de septiembre también debe ser una fecha para recordar. En 2011 los indígenas fueron reprimidos, golpeados y vejados por el Gobierno de Evo Morales. Los pueblos originarios se oponían a que su territorio del Tipnis sea partido por una carretera. Once años despué, se sabe que la vía se está construyendo de todas maneras. Ese es el valor que se le da a la voz de los pueblos indígenas desde el Estado nacional. Eso significa que 85 años después de haberse instituido el Día del Indio, no cambia la postergación.

 Y si el MAS dice que cogobierna con los indígenas, no hace falta esfuerzo para ver que lo hace con los funcionales, los que no tienen voz propia. Lamentablemente, en Bolivia se está dando la espalda a los pueblos originarios del oriente como si no existieran. Por ahora, para el vicepresidente solo parece valer lo aimara, en desmedro de las otras miradas y voces, que son reconocidas en el papel de la Constitución, pero que no son validadas en la realidad.

Tags