OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

10 de octubre de 2022, 4:00 AM
10 de octubre de 2022, 4:00 AM

Un debate técnico y en Santa Cruz sobre el censo es la propuesta del Gobierno nacional. El Comité Interinstitucional cruceño analizará su respuesta en esta jornada. Si la intención expresada por el ministro de Planificación del Desarrollo es sincera, puede significar que ahora sí el censo sea analizado desde la perspectiva técnica y no política, como ha venido sucediendo hasta el momento. Lo que se espera es que se avance hacia la medición de la población de una manera clara, porque hay un desconocimiento de cuántos somos, cómo y dónde estamos. Mientras tanto no hay ni recursos ni planificación acordes a la realidad.

La Uagrm mostró que es posible abreviar los plazos del cronograma para el censo. Con voluntad y participación de técnicos expertos es viable hallar caminos. No se trata de hacer una medición “inútil” como plantea el vocero presidencial, en una argumentación política, sino de que esta encuesta nacional esté libre de presiones políticas como es la campaña electoral con miras a 2025. A nadie le debería afectar que se sinceren las estadísticas nacionales si el interés está en el país; cuando la mira está puesta en la ganancia partidaria, es evidente que los datos reales pueden golpear las aspiraciones electorales, especialmente en el oficialismo.

 Es bueno recuperar la esencia técnica de los expertos en demografía para las definiciones acerca del censo. Sobre todo, es bueno poner todo el interés en resolver este problema, porque hay un plazo antes de que se inicie un paro indefinido. Nadie quiere llegar a paralizar todas las actividades, con la afectación a la economía de todos.

Tags