OpiniónOPINIÓN

Cara a Cara

5 de enero de 2023, 4:00 AM
5 de enero de 2023, 4:00 AM

A medida que pasan los días, la división se hace más profunda, así como se multiplican las denuncias de maltrato y de abuso y se restan los caminos al entendimiento para pacificar los ánimos y sumar unidad en la diversidad. No se trata de ecuaciones matemáticas. Hoy paga más hablar de castigos, culpables, revanchas y penas, bloqueos, fuerza e imposición. Más tarde que temprano estaremos escuchando las nuevas voces para creer que enderezar un año difícil no es cuestión de fe, ni de suerte, sino de trabajo, destreza, inteligencia y destino.

El superpoderoso exministro de Gobierno Arturo Murillo pasará varios años de purga en una cárcel de Florida, Estados Unidos, por haber cometido delitos de corrupción, entre varios otros. Ahora ‘el Bolas’, como alguna vez lo apodó su exjefe de partido, deberá cumplir una condena de siete años y luego es muy probable que lo requieran en Bolivia para dar algunas explicaciones de sus actos violentos y abusivos que cometió. Isaac Newton tuvo razón al mencionar que todo lo que sube tiene que bajar, sería oportuno que muchos poderosos se guarden a la reflexión para replantear sus actitudes y hacerle la vida más fácil a la gente.

La hipnosis es un estado de relajación profunda que ayuda, según especialistas, a que el consciente no sea reacio a los cambios y se puedan transformar actitudes que beneficien a la persona. Al cuerpo social le haría falta, de mes en cuando, sumergirse a una buena piscina hipnótica para cambiar las taras, desatar los nudos, destrabar los complejos y reinventarse despojando lastres y que el año sea nuevo de verdad.

Tags