Opinión

Cara a Cara

16 de enero de 2023, 4:00 AM
16 de enero de 2023, 4:00 AM

La última canción de Shakira es el tema de conversación en múltiples espacios. Las reacciones tienen, desde aplausos a la colombiana, hasta las más feroces críticas por su “despecho” cuando fue dejada por Piqué. Entre los que juzgan, están los que afirman que no pensó en sus hijos al haber expuesto su relación de esa manera; otros dicen –con voz de superioridad- que ella quedó muy mal parada por no resignarse al olvido del que la abandonó. Me tomo la libertad de reivindicarla. En las convencionalidades del mundo, a las mujeres se les suele pedir que sean políticamente correctas o, en otras palabras, que aguanten sin abrir la boca sus sentimientos frente al maltrato y la infidelidad de sus parejas. Si Shakira tuvo el rotundo éxito que tuvo con esta canción también es porque hay una sensación de cansancio en el mundo femenino frente a esa lógica que obligaba a callar para no incomodar.

El 22 de enero se cumplen 17 años desde que el MAS llegó al poder. Es prácticamente toda una generación que solo ha visto autoridades de esa tienda partidaria. En este aniversario, sin embargo, este partido muestra lo más oscuro de la política: casos de corrupción, abusos de poder, división interna y autoritarismo. La dirigencia nacional y las autoridades de gobierno tendrían que esforzarse por dejar una mejor imagen de la práctica política y el servicio público para los bolivianos. Especialmente los jóvenes y los niños deberían tener referentes inspiradores para trabajar por Bolivia y mejorar al país, antes que la pelea por pegas, los insultos y las acusaciones de grueso calibre que se ven en la actualidad. La oposición no se salva de la crítica.


Tags