Opinión

OPINIÓN

Cara a Cara

24 de enero de 2023, 4:00 AM
24 de enero de 2023, 4:00 AM

El sector hotelero no levanta cabeza. Luego de los incendios, las crisis políticas y la pandemia, el sector quedó en el piso hasta 2021, pero surgieron más conflictos y continuó a los tumbos. Hasta hoy persiste el drama y en provincias es más agudo, a tal punto que muchos hoteles se han vendido y otros han cerrado sus puertas. Tampoco hay incentivos de parte de las autoridades regionales ni de los ministerios afines. No hay clientes ni fuertes decisiones políticas para revertir esta situación. La industria sin chimenea pelea su batalla más dura. En caso de haber nuevos conflictos, bloqueos o paros se verá comprometida y dejará a miles de desempleados, además de grandes pérdidas económicas y pocas posibilidades de volver a empezar.

 Si el cine sirve para reflexionar, reír, llorar, generar identidades, contar historias, conocer sitios, países y costumbres, entre otras, ahora también es generoso a la hora de descubrir y diagnosticar enfermedades. En la nueva mediatizada Avatar se utilizan sensores para tomar el movimiento de los actores y simular lo que el director quiere respecto a los extraterrestres, mientras que los científicos aprovecharon para adaptar esa tecnología para rastrear la progresión de algunas enfermedades que esos movimientos desvelan imperceptibles al ojo humano. Se analiza el movimiento a través de un sistema de inteligencia artificial que evalúa el deterioro de un paciente al doble de velocidad que lo haría un médico y a bajo costo. La tecnología de los trajes cambiará la economía del descubrimiento de fármacos. Arte y tecnología, el futuro llegó.

Tags