28 de febrero de 2023, 4:00 AM
28 de febrero de 2023, 4:00 AM

Suman las muertes por dengue en Santa Cruz. Y también suman las versiones de que faltan medicinas en los hospitales para asistir a los pacientes de condición más grave. Mientras tanto, los diferentes niveles de gobierno, que ojalá compitieran por ofrecer un mejor servicio a la población, lo hacen para echarse la culpa de los males del precario sistema de salud.

 La epidemia de dengue es la peor de los últimos años y falta todo para atenderla con responsabilidad. Faltan campañas de información; falta coordinación entre el Gobierno central, el departamental y el municipal. Faltan camas, personal de salud y medicamentos. Falta orientación y por eso la gente se automedica, sin saber que eso puede ser muy dañino. Los vecinos buscan combatir al mosquito como pueden. Las mingas no fueron suficientes. Y el show que arman los políticos, para hacer creer que algo hacen, no es más que un insulto a la pobreza de la gente y de los hospitales, con médicos que trabajan muchas horas para extremar los precarios recursos con los que cuentan.

A los casos de dengue se sumó el de un niño que fue picado por un alacrán. Ante la emergencia se descubrió que en esta ciudad (la más grande del país) no había el antídoto para combatir el veneno del animal. Hubo que buscarlo en Brasil y lo trasladaron por tierra. No hubo coordinación y ahora hay un doloroso luto.

Son demasiadas las señales de que el sistema no es el adecuado. Que la salud de la población merece más respeto por parte de sus autoridades. Ojalá dejaran la politiquería y se pusieran a trabajar en equipo por el bien de todos.

Tags