1 de junio de 2023, 4:00 AM
1 de junio de 2023, 4:00 AM

Expertos y hasta los padres de la Inteligencia Artificial han expresado varios comunicados que alertan sobre el riesgo de esta nueva tecnología que está cambiando el mundo y que se explica en el marco de la quinta revolución industrial. La última señala que la IA puede provocar la extinción de la humanidad. Europa y EEUU se apresuran a publicar un Código de Conducta en sus países. En suma, los avances de esta tecnología son imprevisibles y causan miedo en el mundo. Se teme que pueda reemplazar a los humanos en varios puestos de trabajo o que pueda ser herramienta para propagar información falsa y desestabilizar a las sociedades.

 Mientras los creadores de la Inteligencia Artificial expresan sus preocupaciones, los trabajos para perfeccionar esta tecnología continúan. Es decir, por un lado, se habla de alarma y por otro se sigue trabajando en potenciar la IA. Es como con el cambio climático. Por un lado, hay sendas declaraciones que hablan del peligro para la humanidad. Por otro lado, cuesta mucho que los países se pongan de acuerdo para contaminar menos y bajar la emisión de dióxido de carbono.

 La IA es un desafío para todos en la actualidad. La consigna es aprender y seguir aprendiendo. Ser creativo y no dejar que los avances nos madruguen sin saber cómo reaccionar. La IA llegó para quedarse. El debate está instalado y es sano que se lo aborde con honestidad y con coherencia, de manera que si hay que tomar precauciones, éstas no queden en los discursos, sino que sean reales y transversales, trascendiendo la competencia que hay entre las grandes corporaciones que priorizan el lucro y el poder.

Tags