OpiniónOPINIÓN

Cara a cara

.

5 de junio de 2023, 4:00 AM
5 de junio de 2023, 4:00 AM

¡Cuánta falta hacen los espacios como la Feria del Libro y la Larga noche de museos a Santa Cruz! Ambos acontecimientos son como gotas de agua sobre arena del desierto. Una verdadera fiesta para las personas de toda edad. Una demostración de aquello a lo que el municipio, la gobernación y el Gobierno nacional deberían apoyar. Se trata de eventos que deberían tener respaldo efectivo de los grupos empresariales. Porque si se fortalecen este tipo de espacios, igual que con los festivales de teatro, de cine o de música se tiende un puente al arte y a la superación del ser humano, a que se cultive y tenga mejor calidad de vida. La realidad cotidiana es muy dura, está cargada de agresiones y estos acontecimientos son oro puro para darse cuenta de que otra realidad es posible. Ojalá haya una toma de conciencia en ese sentido.

Bolivia y el mundo paralelo. Una es la realidad que vive a diario el ciudadano de a pie, que debe estirar el sueldo para comprar una canasta familiar que se encarece progresivamente. El mundo paralelo es la Bolivia que se describe en los discursos oficiales, del presidente y de todos los ministros. En medio de ambos está la vertiginosa cadena de hechos, a cual más escandaloso, que distraen la atención y que impiden ver lo importante: lo que pasa con la economía nacional. Que se sepa, en el mundo real sigue la escasez de dólares, se necesita más dinero para abastecerse con lo elemental diariamente, el contrabando se adueña del mercado y a los productores del país la vida se les hace cuesta arriba. Definitivamente, no es una situación envidiable

Tags