13 de julio de 2023, 4:00 AM
13 de julio de 2023, 4:00 AM

Millonaria pérdida en el Evo Cumple, Bolivia Cambia. El plan fue mal concebido y deja malas secuelas para el país. Pocas empresas se hicieron cargo de la construcción de múltiples infraestructuras frente al escaso control de calidad. A eso se sumó la selección de pocas empresas adjudicatarias de muchas obras, entre las cuales están las que no se concluyeron y las que acabaron a medias, causando pérdidas al erario nacional. Total, abundaba el dinero y quienes lo manejaban pensaban que podían disponerlo de cualquier manera, siempre que beneficiara al proyecto político del momento.

Hubo un daño al Estado. Probablemente hace cinco o seis años parecía no tener importancia, porque los ingresos seguían siendo importantes para el país, pero ahora, cuando faltan divisas y la escasez está golpeando a los sectores que mueven la economía, causa verdaderos dolores de cabeza, es cuando se ve la mala administración, es cuando hay que ajustar cuentas y cobrar factura a quienes no vieron la proyección de la economía nacional.

Bolivia tiene un índice de desarrollo humano medio, eso significa que estamos peor que nuestros vecinos más próximos. Y esa es la factura real. Se despilfarró el dinero de la bonanza. La pobreza está creciendo, a los hogares se les resta el poder adquisitivo. Es tiempo de tomar conciencia de la realidad y que las políticas públicas se sinceren con el boliviano de a pie, que haya austeridad en el sector púbico. Sobre todo, que acaben los discursos de bienestar y que se actúe coherentemente con las necesidades de la población boliviana.

Tags