.

10 de agosto de 2023, 4:00 AM
10 de agosto de 2023, 4:00 AM

El horror se apodera de Ecuador. Ayer fue asesinado con tres disparos en la cabeza el candidato presidencial Fernando Villavicencio, de 59 años. Muy cercano al presidente Guillermo Lasso, este político ocupaba la segunda posición en las preferencias electorales de unos comicios que se celebrarán en 10 días. Su lema de campaña era “Tiempo de valientes”. Los sicarios lo ultimaron frente al equipo de seguridad que lo custodiaba y a decenas de personas que salían de un mitín.Es el segundo político asesinado en las últimas dos semanas en este país. El primero fue el alcalde de Manta, Agustín Intriago, que gobernaba en un puerto que es utilizado por el narcotráfico para el envío de droga. 

La violencia se ha apoderado de Ecuador y parece no tener control. ¿Cómo se ha llegado a este extremo? Es una pregunta que invita a reflexionar sobre los tentáculos de los grupos mafiosos que operan a escala internacional.

Hay al menos cuatro cuentas de Sebastián Marset en TikTok. Es probable que sean inauténticas y que los videos no correspondan al presente ni a él mismo. Lo que llama la atención son los comentarios. Mucha gente elogiando el dinero que tiene, pidiéndole trabajo o rogando por el padrinazgo para comprar una casa. No faltan quienes le desean suerte en su huida. Entonces hay que preguntarse, más allá de la coyuntura de la persecución, ¿qué pasa con la gente que valida y hasta valora el narcotráfico y el dinero que se consigue a costa de la adicción de jóvenes y niños? Hay que reflexionar sobre el daño que esta ilícita actividad le  hace a la sociedad boliviana y el deterioro de los valores.

Tags