25 de agosto de 2023, 4:00 AM
25 de agosto de 2023, 4:00 AM

Un cuarto intermedio hasta el 11 de septiembre. Es el conmovedor “gesto humanitario” de los bloqueadores impenitentes que durante once días cortaron el tránsito sobre la carretera que vincula a Santa Cruz con Cochabamba en el norte del departamento. La medida que se cumplió sin que se le moviera un pelo al Gobierno ni a la Policía, impidió la circulación de personas y vehículos, además de causar fuertes pérdidas económicas a productores de leche, pollos y huevos que no pudieron trasladar oportunamente sus productos a los centros de consumo.

El prolongado bloqueo fue ejecutado a la altura de Buena Vista por afines al MAS que apoyan el proyecto vial impulsado por la ABC, pese a que técnicamente se ha probado que su trazo afecta los acuíferos que surten de agua potable al municipio cruceño y su vecindario. Se ha llegado a establecer que esas fuentes proveen seis de cada diez vasos de agua que consumen los cruceños.

Sin argumentar una razón técnica de fondo, en una pulseta sin sentido, la ABC no concede ningún crédito al proyecto alternativo de la Gobernación. Un proyecto de menor costo y sin impacto alguno en el medioambiente. La tozudez estatal y un desembozado cálculo político incluso pone en riesgo el financiamiento de la CAF que, en sus normas, no admite daños a recursos naturales como se registrarían en el caso expuesto. Las posturas mezquinas e irracionales han impedido hasta el momento una salida dialogada y concertada de un conflicto que, además de generar tensión, hace peligrar la ejecución de una muy necesaria obra vial.

Tags