10 de septiembre de 2023, 4:00 AM
10 de septiembre de 2023, 4:00 AM

El Gobierno central y la Gobernación cruceña volverán a la mesa del diálogo. Es una buena noticia. Lo harán procurando resolver el lío que se armó por desacuerdos, hasta ahora irreductibles pero posibles de superar, sobre el trazado de la carretera Buena Vista-Las Cruces que, en dos de sus tres tramos, puede causar daños irreversibles a los acuíferos que surten del vital elemento a la mayor parte de la población en el área metropolitana y sus alrededores.

En gesto ponderable, el Órgano Ejecutivo representado por el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, atendió la solicitud de la Gobernación, de diferir el encuentro inicialmente previsto para el viernes último, porque los secretarios a cargo del citado proyecto estaban de visita en provincias. De tal modo que, en medio de justificada expectativa, la reunión entre equipos técnicos y medioambientales de ambas partes, se llevará a cabo este lunes 11 de septiembre desde las 15:00 en la ciudad de La Paz.

En el caso de referencia, si únicamente es perseguido el bien común, y no se antepone ningún otro interés, puede llegarse a un acuerdo que haga viable el cuestionado proyecto. La presencia del ministro Cusicanqui como representante gubernamental es un rasgo de sensatez que abre cauce a la esperanza. Y es que en la reunión de mañana tomará el lugar de un colega suyo con más aptitudes para atizar el fuego de la conflictividad e incapaz de aportar soluciones a problemas inherentes a su despacho, como los relacionados con la precaria red vial del país.

Tags