.

17 de octubre de 2023, 3:00 AM
17 de octubre de 2023, 3:00 AM

La desgracia de ser peatón. En nuestra edición de ayer publicamos los datos estadísticos de los accidentes de tránsito de los últimos seis años en todo el país. Dos cifras horrorosas indican que la totalidad de los accidentes causa cerca de un millar de fallecidos y más de 8.000 personas heridas cada año. Pero otro dato más escalofriante todavía es que los atropellos registran el mayor porcentaje (más del 30%) de todos esos fallecidos y heridos. Es decir, nuestras calles y avenidas son terriblemente inseguras para los peatones.

 Desproporción en los atropellos. Son 11 los tipos de accidentes que registra el informe. Allí se encuentran las colisiones, choques, atropellos, vuelcos, embarrancamientos y otros. Llama la atención que los atropellos representen más del 16% del total. Sólo los accidentes que involucran a dos o más vehículos superan en número a los atropellos, con la gran diferencia que los atropellados no tienen un parachoques o un cinturón de seguridad que los proteja. De ahí la desproporcional cantidad de fallecidos y heridos.

 Empecemos por el respeto. Nuestras calles y avenidas lucen civilizadas con tantas cebras peatonales que se pintan en esquinas, pero muy pocos conductores entienden que el peatón tiene preferencia sobre ellas. Incluso he visto cómo algunos trogloditas al volante bocinean y aceleran para que el peatón corra por su vida y despeje la vía al prepotente. Ni cuando hay semáforo con pulsadores los conductores se detienen para dejar pasar a los indefensos caminantes. Esto es más que una falta de respeto; es un atentado contra la vida, como los números lo demuestran. 

Tags