.

29 de octubre de 2023, 3:00 AM
29 de octubre de 2023, 3:00 AM

Erick Enrique Holguín Doynel es paceño de nacimiento. La mayor parte de su carrera profesional, como policía, la ha desarrollado en Santa Cruz donde, desde marzo, funge como comandante departamental. Las mismas funciones cumplió en 2021 y tuvo bajo su mando la tropa policial en el Plan 3000. En esa populosa zona desempeñó un papel clave durante los conflictos sociales que derivaron en la abrogación de la Ley 1386 contra la legitimación de ganancias ilícitas y financiamiento al terrorismo. También fue acusado de proteger a grupos afines al MAS en sus enfrentamientos con activistas, entonces reprimidos y detenidos por fuerzas del orden.

 Recientemente, el jefe policial se resistió a coordinar acciones con la Gobernación para ingresar a Choré donde, durante 40 días, ardieron sin control 58.000 ha. En el lugar se constató la existencia de desmontes, chaqueos y asentamientos humanos irregulares. La actitud de Holguín fue idéntica a la de autoridades del municipio de Yapacaní y a cuya jurisdicción pertenece la Reserva Forestal ahora gravemente dañada.

 La conducta de ambas partes parece tener influencias políticas. Si así fuera, es reprochable y hasta inadmisible en el caso del comandante. Por la función que ejerce y porque estaría incumpliendo “las tareas efectivas y comprometidas para beneficio del pueblo cruceño” que al posesionarlo en el cargo le demandó el ministro de Gobierno. Holguín sabe, -sin duda-, que un buen policía es aquel que honra el uniforme y sirve a su comunidad sin doblez y por encima de cualquier otro interés.

Tags