3 de noviembre de 2023, 4:00 AM
3 de noviembre de 2023, 4:00 AM

En declaraciones hechas a EL DEBER, Andreína Tolavi reveló la existencia de cultivos ilegales de coca en el Parque Nacional Amboró (PNA). Se trataba, de acuerdo a su testimonio, de plantaciones que se habían ‘disparado’ a 30 hectáreas, entre anteriores y recientes, en el Área Natural de Manejo Integral (AMNI) sobre la que, según Tolavi, las principales autoridades del municipio de Yapacaní no admiten administración y obstaculizan la llegada a la zona (¿?).

 La joven funcionaria se desempeñaba, hasta hace pocos días, como Directora de esa rica e inmensa reserva que está bajo tuición del Servicio Nacional de Áreas (des)Protegidas, Sernap. Sus declaraciones en las que incluyó comentarios puntuales sobre el incremento del consumo de narcóticos y el “insostenible problema” que el narcotráfico representa en el país, terminaron costándole su despido. La despachó, sin decir agua va, el director ejecutivo del Sernap, Johnson Jiménez.

Casi al mismo tiempo, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, descartó de plano que la coca hallada en el Amboró sea destinada al narcotráfico porque dos catos de la ‘hoja sagrada’ no son suficientes ni siquiera para producir un kilo de ‘pichicata’. Luego instó a quienes tengan conocimiento sobre la existencia de cocales en lugares no autorizados, como el PNA, que presenten denuncia ante la fuerza de lucha antidroga para la “erradicación inmediata” de las plantitas. Fue lo que hizo públicamente la valiente Andreína Tolavi en una entrevista periodística. Y la ‘volaron’ del cargo…