.

28 de noviembre de 2023, 3:00 AM
28 de noviembre de 2023, 3:00 AM

¿Celebrar las desventuras del otro? Los equipos cruceños parecen limitarse a jugar a los mazotes, ya que rara vez logran conquistar algún título. Dada su ausencia en la lucha por el campeonato, también experimentan dificultades para atraer a la afición al estadio, salvo en el caso del clásico Oriente-Blooming. Este enfrentamiento se convierte en una suerte de consuelo para una afición que debe conformarse con este único motivo de relevancia. Es por ello que resulta irónico observar a los seguidores de ambos equipos regodearse ante la posibilidad del descenso de uno o por el hecho de haber descendido el otro. El sentimiento de odio es bastante recíproco. Lo irónico radica en que, con uno de los equipos descendido, el otro pierde su principal incentivo. En última instancia, ambos clubes quedarán como perdedores, en una posición más precaria de la que ya se encuentran.

Marset, el escurridizo. No se podían esperar muchas revelaciones de la entrevista con Sebastián Marset, ya que no se trataba de una investigación periodística, sino más bien de una oportunidad para darle protagonismo. El mayor logro periodístico fue simplemente haber llegado al escondite de un narcotraficante buscado por cinco países. Se presume que la organización de esta cita implicó llamadas telefónicas, desplazamientos en aviones, helicópteros y vehículos, todo sin ser detectado por ningún organismo de inteligencia de esos países. Esto representa una situación incómoda para las autoridades policiales de todas estas naciones, ya que continúan siendo burladas por un individuo que ha sorteado sus territorios en los últimos años.

Tags