3 de diciembre de 2023, 4:00 AM
3 de diciembre de 2023, 4:00 AM

El presidente Arce  tildó de “descomunal” el precio que el Estado paga por importar combustibles, atribuyendo su incremento a la guerra entre Rusia y Ucrania. Ese costo oscila entre los $us. 4.000 y 5.000 millones y la ‘platita’ de YPFB no alcanza para seguir importando y subsidiando carburantes, según el exministro de Hidrocarburos, Álvaro Ríos. Descomunal es también el desvío de más de medio millón de litros de diésel, el 90% destinado a la minería ilegal del norte de La Paz y que detectó la ANH.

La falta de diésel perjudica al transporte pesado y el agro advirtió sobre el riesgo para la producción de alimentos si no se normaliza la entrega de ese combustible. Mientras, en varios surtidores de Santa Cruz y otras ciudades, se forman largas colas de buses y camiones a la espera de ser abastecidos. Conductores particulares también acudieron masivamente en busca de gasolina, temiendo una eventual escasez en tanto la ANH insiste en que hay ‘especulación’.

Casi al mismo tiempo, 12 trabajadores de YPFB fueron detenidos por el robo de 91 mil litros de gasolina en la refinería de Palmasola mientras que la ANH decomisó tres vehículos que llevaban 25.000 litros de combustible hacia Perú. En frontera, los precios están por encima del 158% para la gasolina y del 123% para el diésel. ‘Negocio’ redondo. El contrabando es de 4 millones de litros y parece esterilizar las políticas gubernamentales  para combatirlo en 12 municipios fronterizos donde se advierte la mayor fuga de carburantes. Panorama, en suma, controversial e inflamable.

Tags