.

22 de enero de 2024, 3:00 AM
22 de enero de 2024, 3:00 AM

Hoy conmemoramos la refundación de Bolivia como Estado Plurinacional. Se suponía que cada una de las 36 etnias presentes en la República clamaba por ser reconocida como nación autónoma o, al menos, por reivindicar alguna causa. ¿Algo cambió en este proceso de cambio? La realidad es que estas 36 etnias están ampliamente entremezcladas en todo el territorio nacional, y, en consecuencia, lo que nos une supera con creces lo que nos separa: compartimos principalmente el español como lengua materna, profesamos mayoritariamente una religión y celebramos juntos una multitud de tradiciones culturales, como se evidencia en los carnavales, en la música, en la comida.

Somos orgullosos de nuestras raíces y tradiciones. Lástima que la diversidad haya sido utilizada por trepadores para generar desconfianza entre diferentes. Los ideólogos de lo plurinacional intentaron imponer la identidad étnica sobre la esencia compartida de los bolivianos. Se llegó al extremo de exigir legalmente que para ocupar un cargo público se dominara una lengua originaria, un requisito innecesariamente discriminatorio.

Tal vez debamos reconocer que esta refundación logró dar mayor visibilidad a ciertos pueblos indígenas, aunque no tanto a los del oriente boliviano. Hay que aclarar, sin embargo, que disfrazarse de indígena en una asamblea legislativa no refleja necesariamente esa visibilidad. Llegará el momento en que se revise si la creación del Estado Plurinacional merece ser reconocida como un hito importante en la historia, similar a la independencia de Bolivia.

Tags