26 de febrero de 2024, 4:00 AM
26 de febrero de 2024, 4:00 AM

2023 ha sido un año desafiante para el sistema financiero boliviano, marcado por la incertidumbre económica global que subieron las tasas de interés y las repercusiones de la intervención del Banco Fassil. En este contexto, los bancos han mantenido una postura prudente, priorizando la protección del ahorro.

La Asociación de Bancos de Bolivia (Asoban) dice que para 2024, las perspectivas se mantienen inciertas, aunque con algunos signos de recuperación. La prudencia seguirá siendo clave para el sector bancario, que deberá continuar evaluando cuidadosamente los riesgos y oportunidades del entorno. No olvidemos que el saldo de cartera en mora en el sector bancario creció un 32%.

Y el sector fue más contundente en los últimos días al indicar que Asoban buscará profundizar el diálogo con el Gobierno para encontrar soluciones a los desafíos que enfrenta el sistema financiero. “La regulación actual responde a un contexto macroeconómico distinto al actual, por lo que es necesario revisarla y actualizarla”, señalaron. Es la primera vez en décadas, que los bancos expresan la necesidad de acercamiento con el Ejecutivo para generar un cambio.

Tags