.

17 de mayo de 2024, 4:00 AM
17 de mayo de 2024, 4:00 AM

Con sus calles, avenidas y anillos sobresaturados, Santa Cruz de la Sierra se ha convertido en ciudad ‘rehén’ del caos que generan vehículos del servicio público y particulares. Los cacareados planes de reordenamiento parecen postergados sin tiempo. Según datos disponibles, a mayo de 2023, el departamento cruceño tiene, con 873.478 unidades, el mayor parque automotor a escala nacional, equivalente al 35% del total. La Paz le sigue con 552.898 y Cochabamba con 522.575 motorizados. Los tres departamentos concentran el 78.15% del total de rodados en el país.

 En una urbe como la nuestra donde cada mes aumenta en 2.800 la cantidad de vehículos, sus autoridades coinciden en el diagnóstico pero no aplican soluciones integrales y oportunas al problema. Las campañas de educación vial no se dejan sentir y tampoco existe coordinación con Tránsito para que se cumplan normas básicas para aliviar el tráfico, especialmente en las llamadas horas ‘pico’ cuando el congestionamiento se vuelve insufrible en cualquier punto de la ciudad. 

 De los 2.200 km de vías urbanas, solo 135 km han sido señalizadas, pero apenas se las respeta. La situación expuesta no mejorará un ápice sin un plan de reordenamiento y una regulación eficaz. En tanto, van en aumento el caos vehicular y los impenitentes infractores que se estornudan en las reglas de tránsito. Con el volante entre las manos, en vez de incurrir en infracciones y abusos, el conductor debe acatar esas reglas para contribuir a una circulación vial responsable, ordenada y segura.

Tags