Escucha esta nota aquí

Carlos Corrales de Bejar, CEO y confundador, junto a Iván Vargas, de la empresa Tesabiz, es un convencido de que la capacitación y la innovación permanente son medulares en el desarrollo de las tecnologías financieras que buscan cambiar la cara a las tradicionales transacciones comerciales.

_¿Cómo evalúa la producción tecnológica en el país?
Sin temor a equivocarme, la tecnología desarrollada en Bolivia es de exportación. La capacidad del profesional boliviano, más allá de nuestros logros, es reconocida en el exterior. Nuestras startups, a pesar de las trabas y carencias, tienen un reconocimiento internacional que muchas veces se desconoce.

_¿A qué carencias se refiere?
Para estos tipos de emprendimientos intangibles, el tiempo, la orientación y el apoyo financiero son fundamentales. Lastimosamente, en el ámbito público, se carece de incubadoras y aceleradores que impulsen el desarrollo de las startups. Incubadoras para ayudar a madurar los distintos proyectos y aceleradores para guiarlos, para evitar los errores y lograr mejores resultados. Financiamiento para cubrir diferentes gastos, que en las primeras etapas muchas veces no se puede solventar de la mejor manera.

_¿Cuál es el aporte al país en el desarrollo tecnológico?
Como empresa, consideramos que el principal aporte es el acceso a la tecnología financiera a las entidades financieras y comercios que en el pasado no podían disponer de tecnología y soporte local a precios acordes a Bolivia. Antes una cooperativa rural no podía acceder a software de procesamiento en la web y dispositivos móviles, por los elevados valores de inversión. Actualmente, hemos logrado un alto impacto en la utilización de nuestra tecnología financiera por su calidad y bajo costo. Creemos que no solo se debe buscar la rentabilidad, sino también se debe aportar el granito de arena a nuestra economía a través del acceso a las entidades no bancarias pequeñas que están logrando una mayor inclusión financiera gracias a las tecnologías implementadas.

_Hábleme de la empresa que dirige...
Tesabiz es una empresa boliviana, creada en 2015 y que desarrolla tecnología (software) financiera y ayuda a construir una economía digital a través de la disrupción en transacciones financieras en tiempo real.

_¿En qué áreas de negocio?
Nos hemos focalizado en construir un ecosistema de pagos digitales, con tecnología que permite el acceso y participación a los principales integrantes del sistema de pagos digitales. Compuesto por los consumidores financieros, los centros comerciales, las entidades financieras y las cámaras de compensación o integradores.

_¿Cómo llegan a esta instancia?
Con un trabajo en equipo, con las contrataciones acertadas y transfiriendo conocimiento. Esto nos ha permitido tener una fuerte presencia, a partir de nuestro software, en el sistema financiero boliviano, para luego cruzar las fronteras y estar en Paraguay, México y; próximamente, en el mercado estadounidense.

_¿Cómo logran internacionalizar sus servicios?
Como parte del crecimiento, toda empresa busca expandir sus fronteras de acción. En nuestro caso llegamos a Paraguay a través del Banco Central del Paraguay (BCP), donde se logró canalizar el proyecto de lograr una Cámara de Compensación y Liquidación de Cooperativas (Cabal) la cual debería permitir la interoperabilidad entre cooperativas y bancos, lo cual no era posible con las cooperativas pequeñas. Es decir, que no se podía transferir dinero de una cooperativa hacia un banco más grande y viceversa. Con nuestra tecnología se pudo superar esa traba.

El proyecto se implementó en plena pandemia y en diciembre de 2020 ya estaba brindando servicios innovadores y disruptivos a las cooperativas donde no solo se procesan transacciones, sino también se brinda servicios de banca digital a través del proyecto billetera electrónica; que permite la apertura de cuentas y tarjetas de crédito de su propia marca en las cooperativas que son participantes sin necesidad de ir a una sucursal física. El movimiento transaccional se procesa en el CORE de Cabal creado por Tesabiz, que ofrece tecnología con personal capacitado ‘made in Bolivia’.

_¿Cuántas fuentes de empleo generan?
En Tesabiz trabajan 20 personas que tienen conocimiento en sistemas de informática, en leyes financieras y en economía. En la empresa se fomenta el desarrollo personal y se comparte el conocimiento a través de metodologías ágiles y capacitaciones constantes. Contamos con un programa de incentivo a profesionalizarse trabajando con estudiantes universitarios que fortalecen su conocimiento y van adquiriendo experiencia para ser competitivos.

PERFIL

Carlos Corrales de Bejar es un agradecido de la vida, pues considera que en los seis años de trabajo con Tesabiz los logros superan las expectativas planteadas en 2015. Formado como ingeniero en Informática en la UMSA y como ingeniero comercial en la NUR, hace 15 años dejó La Paz y se instaló en Santa Cruz. Lleva casado 27 años, tiene cuatro hijos y en los ratos que le puede robar tiempo al trabajo y a su curiosidad, se ‘desconecta’ con la gastronomía.

Comentarios