Escucha esta nota aquí

“La historia ‘oficial’ boliviana resalta a varias heroínas que destacaron, pero poco se menciona a la mujer oriental”, explica Carlos Dabdoub que, para otorgarle a las líderes locales el reconocimiento que merecen, presenta Mujeres en la historia cruceña. La mitad invisible de la historia, obra literaria que en 394 páginas resume sus logros y aportes a la sociedad.

Desde las mujeres de la colonia, las indígenas y hasta voluntarias que realizan trabajo social en la actualidad forman parte de la historia que el autor pretende difundir y abrir espacios de investigación. La segunda edición de la obra publicada en 2013 será presentada hoy, a las 18:30, en el auditorio de la Unifranz.

Mujeres, a la guerra

No solo varones defendieron al país en los conflictos bélicos. Según investigaciones de Dabdoub, las mujeres se agruparon en asociaciones, como La Liga Filial del Progreso y Madrinas de Guerra, para brindar apoyo logístico y político en las guerras del Chaco, Acre y Pacífico.

Rosita Aponte Moreno, cruceña que formó parte del Servicio Secreto Boliviano durante la Guerra del Chaco, tiene protagonismo en este capítulo por infiltrarse en el ejército paraguayo. Igual de valiente fue la warneña Ignacia Zeballos, la primera enfermera, que salvó vidas en la Guerra del Pacífico. “Al vivir en una sociedad patriarcal, no se luce la fortaleza y valentía de la mujer. Pretendo que la sociedad cruceña y en general conozca que tuvimos y tenemos un conjunto de mujeres que se han destacado”, expresa el autor.

Emprendedoras, indígenas, voluntarias, líderes cívicas, políticas y defensoras de los derechos hoy se inmortalizan en esta obra por su “empatía, perseverancia y deseos de progreso”, concluye Dabdoub, neurocirujano, expresidente del Comité pro Santa Cruz, ex diputado nacional, ex ministro de Salud y autor de decenas de libros históricos, como Iyambae (Sin dueño), de 2007, entre otros.

Comentarios