Escucha esta nota aquí

_Aquí estaré hasta que el cuerpo aguante, dice su madre en una carta que se difundió este martes, ¿qué dice usted sobre eso?
Como hija, me parte el alma, porque sí es la letra de mi madre. Yo no sé en qué condiciones está. Se nota que ella ha podido escribir como pudo. Está temblorosa, ella tiene una excelente ortografía y se ven errores. Está muy afectada con todo lo que pasa, no sé qué le estarán administrando, y eso puede ser muy peligroso. Esta carta muestra que no escribió en óptimas condiciones.

_La comunidad internacional manifiesta preocupación, ustedes como familia, ¿inciaron alguna demanda?
Sí, presentamos medidas cautelares ante la CIDH. También presentamos una ampliación debido a los atropellos del viernes pasado cuando la trasladaron a otra cárcel en vez de llevarla a la Clínica del Sur. Agradecerles, ellos están bien pendientes. Me dicen qué hacer, cómo actuar, tengo fe y esperan que respeten los derechos de mi madre, totalmente atropellados, abusaron y vulneraron todos ellos.

_Si retrocedemos al sábado 13 de marzo, antes de su aprehensión, ¿ella recibió alguna notificación?
No se recibió ninguna notificación. Ella dijo que nunca se iba a esconder, que se iba a presentar cuando la citen. No tiene por qué esconderse. Ella hizo lo que tenía que hacer por el país, tiene la conciencia tranquila y tiene paz.

Tuvo una citación ante la Fiscalía sobre otro caso. Creo que era en Sucre, sobre el Ministerio de Salud, y ella se presentó sin problemas, pero esta vez en este proceso fue totalmente arbitrario. De un momento a otro llegaron a aprehenderla sin ninguna orden.

Estábamos en shock, ingresaron sin uniformes, sin placas, vestidos de civil y sin identificarse. Cuando pregunté de quién era la orden, ellos me dijeron que era de su presidente Luis Arce. Esas fueron las palabras.

_¿Cuál es la percepción de todo lo que está ocurriendo?
Mi opinión es que la justicia no es imparcial, siguen órdenes del régimen del MAS. Ustedes pueden ver que no hay elementos jurídicos que sustenten realmente el encarcelamiento de mi mamá. La CPE la protege, este juicio no tiene ni pies ni cabeza, la justicia sigue órdenes.

_¿Vio a su madre?
No pude verla bien, ese rato que entré no nos dejaron estar a solas ni un segundo. Vulneran los derechos de mi madre y los nuestros como familia.

_¿Qué pide Carolina?
La presión alta es un riesgo. Medicar sin precauciones puede traer graves consecuencias. Respeten su derecho a la salud.

Comentarios