Escucha esta nota aquí

En medio de contradicciones dentro del Gobierno y la Policía, el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, destituyó ayer al director general ejecutivo de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares de Navegación Aérea (Aasana), Ronny Balderrama, por permitir 16 vuelos “irregulares” el 10 de marzo en el aeropuerto de Chimoré.

“Nos hemos documentado con todos los respaldos correspondientes que resguardan los derechos laborales del ingeniero Balderrama y puedo anunciar esta destitución por la irregular reapertura del aeropuerto de Chimoré”, dijo el ministro Montaño en una rueda de prensa.

La autoridad manifestó que el ahora exfuncionario será procesado por incumplimiento de deberes” y por infringir el artículo 191 de la Ley de Aeronáutica Civil, que advierte que será sancionado con pena privativa de libertad de uno a seis años “el que realice cualquier acto que ponga en peligro la seguridad de un aeródromo, de un aeropuerto o de la circulación aérea”.

Contradicciones

El Gobierno, la Policía, y el mismo exdirector de Aasana sostuvieron que el 10 de marzo, avionetas de siete escuelas de aviación de Santa Cruz y Cochabamba: Delta Charlie, WKC, Fénix, Sky Team, Aeroelite, Aviator Academy y Fligh High, realizaron 16 vuelos, que equivalen a 32 operaciones de aterrizaje y despegue en Chimoré.

Sin embargo, durante su conferencia de prensa, el ministro Montaño cuestionó a Balderrama: “Si es que hizo una reapertura del aeropuerto, ¿por qué no estuvo la Felcn?”

Este medio preguntó por primera vez si la Felcn estuvo en el aeropuerto. “No estaba en el lugar, por eso es que como ministro solicité un informe a Balderrama”, respondió la autoridad.

EL DEBER insistió, ¿no estaba la Felcn?, y la respuesta fue negativa por segunda vez: “De acuerdo a los informes, no había nadie. No estaban los carros bomberos, ni personal especializado en esos temas”, manifestó.

Posteriormente se le consultó si es que sospecha por ese motivo que esas avionetas pudieron transportar drogas u otro tipo de cargamento ilegal. Respondió que no quería especular. “Estoy conociendo los informes que me han llegado”, insistió.

Más tarde, el Ministerio de Gobierno emitió un comunicado que contradijo al ministro de Obras Públicas. “Aclaramos que, el personal de la Felcn destinado a los distintos aeropuertos del país, realiza controles de manera continua y permanente a todos los vuelos”, dice el documento.

Luego sostiene que en ese sentido, el 10 de marzo, “a través de contacto telefónico con el ingeniero Rómulo Eamara Velasco, jefe del aeropuerto Chimoré-Aasana, personal de Narcóticos y de canes detectores de droga realizaron la revisión correspondiente a las aeronaves que estaban en el aeropuerto, ejecutando los procedimientos respectivos según protocolos establecidos; actuaciones que fueron documentadas”.

En el mismo sentido, el comandante de la Policía, Johnny Aguilera, dijo a este medio que “fueron revisadas 15 avionetas de escuelas de pilotos, las cuales contaban con planes de vuelo. La Felcn no tiene nada que ver en este tema, porque este caso nada tiene que ver con narcotráfico. Revisamos cada aeronave y no detectamos ninguna sustancia controlada”.

Este medio accedió al informe que un teniente, oficial guía de can Senda Tres, remitió a sus superiores el domingo 28 de marzo, es decir, luego de que EL DEBER publicó este caso.

Este reporte tiene los mismos datos del comunicado del Ministerio de Gobierno. El teniente señala por escrito que “a las 13:30 sus superiores le instruyeron que se dirija al aeropuerto de Chimoré junto a mi can de nombre ‘Gala’ y el cabo, dependiente de Umopar, a objeto de realizar revisión de una avioneta”. Una vez se percató, dice, que no solo era una avioneta, sino que “se estaba llevando a cabo un acto de inauguración de operaciones de vuelos de avionetas de escuelas de pilotos”.

Relata que tomó contacto con personal de Aasana y los diferentes pilotos. “Una vez concluido el acto de inauguración e informándonos que las avionetas tenían que retornar a sus lugares de origen, a horas 14:30, se procedió a realizar la respectiva revisión, teniendo un total de quince (15) aeronaves revisadas, las cuales contaban con sus respectivos planes de vuelo. Hago notar que el can revisó seis (6) avionetas, y luego mostró signos de cansancio y fatiga por temas del clima caluroso y el piso ardiente. Se continuó con la revisión manual junto al investigador asignado, culminando la revisión a horas 16:00, sin novedad de relevancia”. El oficial adjuntó fotografías, de la revisión y los planes de vuelo.

El teniente complementa que “con referencia a la publicación del periódico EL DEBER sobre 36 operaciones en el aeropuerto de Chimoré, se solicita que Aasana pueda informar sobre eso, ya que es la instancia que regula las operaciones aéreas en dicho aeropuerto. Nosotros cumplimos con la revisión de avionetas con sus respectivos planes de vuelos a solicitud de las empresas aéreas”.

Más temprano, en otra conferencia de prensa, el exfuncionario Balderrama coincidió en que las naves fueron requisadas por un can y dos efectivos. Consultado sobre la versión policial, Montaño señaló que no tenía conocimiento sobre la presencia de la Felcn, ni de la policía. “Para mí es especulación. Hemos solicitado información a todos”, subrayó.

Con su intervención, el Ministerio de Gobierno entró al caso.

Descargo

El exdirector Balderrama señaló que el ministro está mal asesorado y que él mismo había autorizado el relanzamiento del aeropuerto, en diciembre del año pasado, durante una visita que realizó a la terminal aérea. Aseguró que como director de Aasana cumplía esa instrucción. Por ello, contactó e invitó a las escuelas de pilotaje.

Anotó que su objetivo era generar recursos para Aasana, y que la idea era coordinar la construcción de galpones para cada escuela, con el afán de reactivar el aeropuerto y generar un intercambio económico. El ministro le respondió que muestre documentos para demostrar lo que señala.

“Las operaciones son correspondientes al CIAC (Centros de Instrucción de Aeronáutica Civil), hay que diferenciar, lo que es escuela de pilotaje y lo que es vuelo comercial, en ese sentido sí se contaba con cuatro personas para lo que son las escuelas, se tenía un controlador, una persona en tierra y dos bomberos que estaban para verificar las condiciones”, declaró.

El exfuncionario admitió que para vuelos comerciales se requiere de un mínimo de 12 personas en control, pero que al tratarse de vuelos de instrucción, las cuatro personas que estaban en el aeropuerto eran suficientes.

Datos

OPERACIONES
El aeropuerto de Chimoré está prácticamente inoperable desde hace, por lo menos, dos años. Entre 2015 y 2019 se hicieron unos seis intentos para habilitar vuelos comerciales en la terminal aérea ubicada en el corazón del trópico de Cochabamba, pero nunca se produjeron los resultados esperados

Denuncia
El director de Aasana denunció que el aeropuerto fue saqueado y destruido por el anterior gobierno y en ese entonces Aasana no realizó ninguna protesta ni denunció esos hechos; por eso dijo que este ataque es político, contra su gestión.

Procedencia
Se habla de escuelas que partieron de Cochabamba y Santa Cruz, hacia Chimoré.

Comentarios