Escucha esta nota aquí

Tres años después del asalto frustrado a la joyería Eurochronos, una nueva pericia policial saca a la luz información crucial. Identifica a policías que disparan contra inocentes, pone en evidencia que hubo uso irracional de armas de fuego por parte de uniformados de la institución del orden, tardanza en auxiliar a la que era gerente del establecimiento y que la Felcc tuvo conocimiento previo del atraco.

A través del informe perificial se puede identificar al policía que disparó en contra del gerente de la empresa y pone en evidencia al delincuente que mató al agente policial que llegó hasta el lugar de los hechos.

El documento, que es una suerte de purga policial interna, cuestiona el uso irracional de las armas de fuego por parte de algunos de los agentes que estuvieron en el sitio, hace hincapié en la falta de auxilio a los rehenes que fueron heridos con disparos policiales, plantea como hipótesis pericial la posibilidad de que el mismo sujeto que hirió al gerente hubiera disparado contra la rehén que murió y deja en claro que hay una alta probabilidad lógica de que el asalto hubiera sido conocido de manera previa por algunos policías.

EL DEBER tuvo acceso al nuevo documento pericial que ya es de conocimiento del Ministerio Público y de las partes involucradas en la investigación sobre el atraco fallido a Eurochronos el 13 de julio de 2017, donde murió Ana Lorena Tórrez Torrico, el teniente Carlos Gutiérrez Valenzuela y los asaltantes Antonio Adao Da Silva, Camilo Pinto Maldonado y Ronny Suárez Masabi que ingresaron a la joyería aquel día a las 9:20.

El documento fue elaborado por el Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (Iitcup), dirigido por el mayor Cristian Sánchez Rodríguez, el mismo que ahora servirá para que la Fiscalía amplíe sus pesquisas hacia los nuevos actores identificados en el documento técnico científico y que pueda ver la pertinencia de solicitar pericias complementarias, ante las nuevas hipótesis que sugiere el documento del Iitcup.

Una de las afirmaciones que hace la pericia es que miembros que trabajaron en ese tiempo (en la gestión 2017) en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) hubieran tenido conocimiento previo del hecho, lo que explica que los uniformados llegaron al minuto del ingreso de los atracadores al local, lo cual se registra en las imágenes de los videos de seguridad, que han sido revisados en el peritaje.

Para llegar a esa conclusión, el documento identifica a seis policías que arriban al lugar. Sin embargo, la pericia solo logra identificar a cuatro de ellos en base a las grabaciones, a la fijación de las tomas y al estudio de topografía facial que se hace de los investigados. Los otros dos policías no pudieron ser identificados por la falta de imágenes que permitan ver sus rostros y en consecuencia aplicar la misma técnica usada para los otros agentes.

La pericia señala, al momento de hacer estas precisiones, que “se infiere que no existe otra explicación lógica y racional de la presencia tan rápida en inmediata de los funcionarios policiales… que no sea el conocimiento previo del evento criminal…”.

El documento señala que Gerson Cándido O. A., Juan Carlos V. C., Fabio Roberto Q. M. y Ricardo S. V. son los policías que llegaron con premura, empuñando sus armas de reglamento y en posición de apronte a Eurochronos, además de los dos que no pudieron ser identificados.

El documento también señala que, basado en la experiencia común y profesional de la actividad policial en casos de robos agravados, las primeras unidades que se constituyen al lugar son los que pertenecen al servicio de patrullaje motorizado o a pie, quienes “casi siempre visten uniforme policial y se constituyen a los lugares del hecho a llamado de la central de comunicaciones de la Policía”.

A finales de febrero de este año, EL DEBER accedió a una entrevista con un exjefe de la Felcc que decidió romper el silencio respecto al caso de Eurochronos e hizo conocer que un día antes del asalto, el exdirector de la unidad policial Gonzalo Medina, convocó a una reunión donde hizo conocer detalles de lo que sucedería al día siguiente en el asalto frustrado, tanto así que se había ubicado y vigilado la ruta de escape de los delincuentes y la guarida donde se refugiarían luego del hecho.

La versión de marzo de este año que realizó ese exjefe de la Felcc, que pidió mantener su identidad en reserva por razones de seguridad, queda confirmada por el análisis de la pericia realizada por el Iitcup, que además indica que tres de los cuatro agentes identificados estaban trabajando en la Felcc en julio de 2017, por lo que refiere que Medina “también tendría conocimiento previo del evento criminal y dispuso el desplazamiento de policías de su dependencia al lugar, en un tiempo anterior al inicio del delito”.

Otro detalle que hace notar el dictamen pericial, es que los primeros agentes uniformados que llegaron al sitio fueron personal en motocicletas, alrededor de siete minutos después de iniciado el asalto a la tienda, anoticiados de lo que estaba ocurriendo por la central de comunicación policial.

Suárez mató al teniente

La pericia realizada por el Iitcup entregó como resultado el análisis sobre lo ocurrido con la gerente de Eurochronos, Ana Lorena Tórrez, en el lugar del hecho, lo mismo que con Erick Peña. Además, analiza el tiempo de llegada de los policías que vestían de civil y los agentes que estaban uniformados y, finalmente, emite un dictamen pericial sobre la muerte del teniente Carlos Gutiérrez Valenzuela.

Sobre este último punto, el análisis de las cámaras de vigilancia y la fijación de algunas imágenes, permite observar la llegada de la camioneta blanca a las 9:26 por la avenida Irala, la misma que era conducida por Gutiérrez y ocupada por otros agentes policiales.

Cuando el motorizado llega a la intersección de las avenidas Irala y Velarde, se observa que el mismo pierde el control y en la comparación de la misma hora que ocurre este evento, a las 9:26 y 56 segundos, en una imagen de la cámara de seguridad interior se observa que uno de los atracadores, Suárez Masabi hace un disparo de su arma de fuego larga con dirección a la intersección de las vías Irala y René Moreno, impactando en la parte posterior de la cabeza del agente, que fallece al mando del rodado.

Poco después Suárez Masabi queda herido en la puerta de ingreso del personal a la joyería, cuando Ana Lorena es herida por un disparo que la pericia sugiere vino de la zona sur del entorno de Eurochronos, vale decir de inmediaciones de una de las esquinas de la plaza Blacut y el edificio de la sucursal del Banco Nacional de Bolivia.

El atracador estando herido con varios impactos de bala, se dispara a sí mismo un tiro con un arma de fuego que tenía aún en su poder, no sin antes haberle pedido disculpas al gerente Peña por lo que estaba pasando, como lo declaró esta persona días después del asalto.










Dictamen indica que hubo fuego indiscriminado

La Fiscalía, luego de conocer el dictamen pericial del Iitcup, emitió una resolución ampliando la investigación contra los cinco policías que aparecen identificados en el informe policial.

Las identidades que se pudieron confirmar en base a las imágenes de los videos de las cámaras de seguridad de la empresa Eurochronos y el trabajo de topografía facial, dan cuenta que los cinco agentes identificados responden a las siguientes identidades: Edgar Huanquiri Quispe, Gerson Cándido O. A., Juan Carlos V. C., Fabio Roberto Q. M. y Ricardo S. V.

Desde el Ministerio Público se conoció que se están levantando más diligencias investigativas sobre el caso, como la búsqueda del arma que utilizó el policía que disparó en contra de Erick Peña, además se están librando citaciones para todos los nombrados en el dictamen pericial.

La Fiscalía ha solicitado a los especialistas del Iitcup informes complementarios al dictamen entregado, como la verificación de más imágenes del hecho y peritajes al material que se pueda secuestrar en poder de los supuestos implicados.

EL DEBER trató de comunicarse con la mamá de Ana Lorena Tórrez Torrico, la arquitecta Roxana Torrico. Sin embargo, se conoció por personas del entorno de la mujer, que ella aún analiza, junto a sus abogados defensores, el contenido del dictamen pericial para pronunciarse sobre lo que indica este documento.

El informe que conoció EL DEBER indica en una de sus conclusiones, que hubo fuego indiscriminado y falta de disciplina de tiro por parte de algunos policías que estaban en el entorno de Eurochronos, lo que provocó que las personas usadas como escudos humanos sean heridas con disparos de las armas policiales.

“En esa misma línea y del mismo modo, es uno de los factores que provocó que Ana Lorena Tórrez reciba un impacto de proyectil de arma de fuego de un policía del entorno al recinto, impacto que finalmente provocó la muerte de la misma”, detalla textualmente el dictamen.

El informe en sus páginas finales, recomienda ubicar el arma de Edgar Hunaquiri Quispe, que sería una pistola Glock, modelo 17, calibre 9x19 milímetros, color beige, para que se puedan ejecutar exámenes periciales de balística forense de carácter confirmatorio al nuevo dictamen presentado.