Escucha esta nota aquí

Bolivia insiste en solucionar el tema de los tres militares detenidos en suelo chileno por la vía diplomática. Mientras, Chile reforzó el control en la frontera con el país. El fiscal Hardy Torres, que lleva el caso de los uniformados, adelantó que este tema será resuelto en la justicia y no en la diplomacia.

“Lo que vamos a hacer siempre es recurrir a la vía diplomática a las autoridades chilenas (y que) la justicia chilena entienda sobre todas las cosas los hechos reales; ellos son militares y (…) estaban cumpliendo en el Comando Estratégico Operacional de Lucha Contra el Contrabando (solamente) su tarea de cuidar las fronteras”, afirmó ayer el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, tras participar de los actos por el aniversario de Cochabamba.

En la madrugada del 8 de septiembre, el teniente Jaime Herbas, el subteniente Níger Ponce y el sargento segundo José Bautista Carvajal fueron detenidos por carabineros chilenos en cercanía del salar de Coipasa acusados de robar vehículos. El pasado sábado el Juzgado de Garantía de Pozo Almonte determinó su prisión preventiva al considerar que su libertad “constituye un peligro para la seguridad de la sociedad chilena”. Se dispuso que estarán 90 días en el penal de Alto Hospicio mientras continúe la investigación y haya una nueva audiencia.

A la espera

El ministro Novillo espera que la “demostración de los hechos reales” permita que los detenidos puedan recobrar su libertad lo más pronto posible.

“Y desde el Gobierno, desde el Ministerio de Defensa, queremos decirles a sus familiares toda nuestra solidaridad (y respaldo); decirles a nuestros compatriotas (que tengan) mucha fuerza, mucho valor, mucho coraje, (porque) son grandes patriotas que estaban cumpliendo su misión”, señaló la autoridad boliviana.

Sobre el tema, el canciller Rogelio Mayta evitó dar declaraciones y solo dijo que desde su cartera se apoyará en el tema consular a los familiares de los detenidos.

Por su parte, el fiscal Hardy Torres rechazó que el tema de los militares sea resuelto por la vía diplomática. “No me imagino la posibilidad legal de que pudiera existir algún acuerdo diplomático que permitiera dejar sin efecto la vía judicial, en Chile la separación de poderes es absoluta, por lo tanto, el poder político no puede intervenir dentro de las decisiones del Poder Judicial”, afirmó el investigador a cargo del caso.

Mientras, en Chile se decidió reforzar el control de la frontera con Bolivia. El delegado presidencial provincial de Tamarugal, Natan Olivos, anunció ayer la instalación de tres nuevos puestos de control en los límites con Bolivia.

El funcionario chileno admitió que la instalación de estos tres puestos de control tiene el objetivo de evitar el ingreso de migrantes hacia suelo de su país, fenómeno que venía en aumento debido a que ciudadanos venezolanos y haitianos ingresan a Chile desde Bolivia por pasos ilegales.

Sin embargo, Olivos también recalcó que estos puestos de control verificarán si personal militar boliviano ingresa a su territorio o si existen actos de contrabando desde Chile a Bolivia.

Comentarios