Escucha esta nota aquí

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Gobierno boliviano acordaron ampliar el mandato del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) Bolivia por dos meses más. Esta comisión investiga los hechos ocurridos entre septiembre y diciembre de 2019 y todavía se abre a recibir más testimonios. El informe será entregado en julio.

Mientras, el comandante de la Policía, coronel Jhonny Aguilera, adelantó que entregará información que requiera la Fiscalía para investigar el motín de 2019. Entre esta información está la lista de uniformados que participaron en la protesta policial.

Julián Burger, uno de los expertos del GIEI Bolivia, adelantó que en julio entregarán un informe “veraz” y “equilibrado” aseguró que la comisión recibió insumos de diferentes sectores que aportan en la investigación. “Seguimos abiertos a escuchar más testimonios en estos últimos meses de nuestra investigación. Tal y como se declaró al inicio de nuestro mandato en noviembre de 2020, nos comprometemos, como expertos independientes, a ofrecer un relato completo, veraz y equilibrado”, detalló el especialista.

El GIEI Bolivia inició su trabajo en noviembre de 2020 y recorrió diversos puntos del país para recabar información. Estuvo en las ciudades de El Alto y Sacaba para conocer relatos de los hechos de Senkata y el puente Huaylluni. Además, los expertos visitaron Santa Cruz, Montero, La Paz, Cochabamba, Villa Tunari, Sucre, Potosí, Challapata y Oruro.

Investigación en curso

Durante el periodo de investigación, el grupo de expertos reunió más de 100.000 fojas de expedientes investigativos, judiciales y periciales y cerca de 360 personas brindaron su testimonio en entrevistas individuales, pero también hubo diálogos colectivos. Además, el GIEI Bolivia se reunió con autoridades del Gobierno y de la Justicia y con políticos de oposición y oficialismo.

Al respecto, el diputado Alberto Astorga, de Comunidad Ciudadana (CC), exigió al GIEI ampliar sus solicitudes de testimonios a personas que fueron afectadas por la administración de Evo Morales.

“Ojalá sea un trabajo imparcial, pero vimos que la mayoría de los testimonios son de sectores afines al MAS y pocos quienes fueron víctimas del régimen de Evo Morales”, detalló Astorga.

El coronel Aguilera afirmó ayer que entregarán información que requiera la Fiscalía en la investigación que realiza sobre el motín policial y que fue instalado por el viceministro de Descolonización, Pelagio Condori.

“La Policía Boliviana está comprometida con el esclarecimiento de cualquier hecho que puede devenir del Ministerio Público y de las entidades que lo requieran. Hay que recordar que la Policía depende del Presidente por intermedio del Ministro (de Gobierno) y cuando hablamos de esto es que las labores tienen que estar enmarcadas en el ordenamiento constitucional”, dijo Aguilera.

En La Paz, el comando departamental de la Policía recaba nombres de los uniformados que estuvieron en servicio en los días de conflicto de 2019.



Comentarios