Escucha esta nota aquí

Previo a las tradicionales celebraciones del Día de Difuntos y Todos Santos, la Alcaldía dispuso que las familias que tienen a sus seres queridos en los cementerios municipales, puedan hacer los trabajos de mantenimiento hasta el 28 de octubre, es decir, restan 10 días para que pinten, adornen y hagan reparaciones en sus mausoleos.

La directora municipal de Cementerios, Cindy Camacho, indicó en su tiempo que, según el plan de trabajo, se permitirá el ingreso de las personas a los camposantos hasta el 28 de octubre, luego se hará la fumigación para que estén listos durante las visitas del 1 y 2 de noviembre

Informó que son 24 los cementerios municipales en la capital cruceña, pero las personas deben acudir al Cementerio General (primer anillo) para hacer sus trámites y conseguir la autorización.

“Uno de los requisitos para permitirles hacer los arreglos es que tengan al día el pago de las tasas municipales de sus nichos”, dijo.

Las órdenes de trabajo se las darán solo hasta esa fecha, por lo que precisó que la atención en el Cementerio General es de 8:00 a 16:00 y en el resto de los cementerios, de 9:00 a 17:00.

La mayoría de las personas acude para hacer el pintado, y lo que no se permite es hacer construcciones por el corto tiempo que nos queda”, sostuvo.

Agregó que, a pesar de estar cerca la fecha de Todos Santos, vienen trabajando hace meses en el mantenimiento de los cementerios, uno de los lugares donde la gente acude con mayor anticipación es el cementerio Sagrado Corazón de Jesús, en la Cuchilla.

No esperen a último momento para hacer los trabajos. Solo deben traer sus boletas de los dos últimos pagos para darle la orden”, indicó.

Por su parte, el gerente de la Empresa Municipal de Aseo de Santa Cruz (Emacruz), Víctor Hugo Peralta, indicó que como los trabajos son intensos en esta época, también apoyan el plan de mantenimiento de los cementerios, trabajos que no solo se harán en los camposantos municipales sino en los clandestinos”, dijo.

Concurrencia

Marcela Mendoza (38), aprovechó para visitar la tumba de sus abuelos, en el cementerio de la zona de la Cuchilla. Acudió con sus dos hijas, una de ellas de 7 años que este lunes estaba de cumpleaños.

“Además de limpiar un poco los nichos tenemos la costumbre de visitarlos (a los difuntos) en cada cumpleaños. Para contarles qué nos pasa y pedirles que nos guíen”, expresó la mujer. En lo que su hija más grande, indicó que volverían con una escoba para barrer el pasillo. “Para Todos Santos venimos y preparamos una mesa con las masitas, no es la costumbre de Santa Cruz, pero tenemos familia de Sucre y nosotros lo realizamos acá”, agregó la mujer.

Así como ellas, otras personas llegaban y contrataban a los albañiles que esperaban en el ingreso del cementerio, ofreciéndoles su mano de obra. Con sus carretillas, brochas y pinturas a la vista, esperan con paciencia un trabajito.

Uno de los albañiles comentó que solo el pintado del nicho cobra desde Bs 50, pero el precio varía hasta más de 500 si son más mausoleos y sea hace refacciones.

Comentarios