Escucha esta nota aquí

El Comité Pro Santa Cruz, que apoya al sector gremial en este paro cívico ciudadano nacional, lanzó un comunicado en el cual resaltó que las ambulancias, vinculadas al sector salud se encuentran entre los vehículos que tienen libre circulación en esta jornada.

Por ello tanto los centros de salud, como hospitales y clínicas privadas, tendrán sus servicios de emergencia disponibles para la población en Santa Cruz de la Sierra.

También estarán disponibles las principales cadenas de farmacia para garantizar el normal abastecimiento de medicamentos.

El gerente general de Farmacia Chávez, Leonardo Salvatierra, explicó que al ser un servicio de primera necesidad, “tenemos que movilizarnos como sea posible para atender al público y vamos a abrir en los puntos que sea posible”.

En el caso del transporte terrestre, el director general de la Administradora de la Bimodal, Mario Pérez, dijo que todos los funcionarios acudirán a trabajar hoy, pero no asegura si habrá flotas disponibles para viajar.

Agregó que, por un tema de seguridad, se tendrán las puertas cerradas y si hay demanda de personas que quieren viajar se las dejará ingresar. “Si hay una flota que está ahí, quiere salir y hay pasajeros, se la va atender”.

También resaltó que después de las 18:00, hora estimada en que termine el paro, se tendrá una importante cantidad de personas que quieran movilizarse en viajes interprovinciales e interdepartamentales.

Sin atención

En lo que se refiere a los supermercados, se informó que no atenderán durante la jornada de protesta. Sergio Weise, presidente de la Asociación Boliviana de Supermercados (Absosuper), confirmó que todos los comercios de la urbe acataran la convocatoria cívica y gremial.

“El día domingo atenderemos en horario normal, el lunes 11 cerraremos y el martes 12 retomamos la atención desde las 7:00”, dijo el directivo.

Llamado a la pacificación

Por su lado, el arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, expresó su preocupación por los conflictos sociales en el país y por el paro cívico que se cumplirá este lunes 11 de octubre.

“A la luz de la sabiduría divina, quiero invitarles esta mañana a unirnos todos en oración y pedir a Dios para que el paro general dispuesto para mañana (lunes) en nuestro país se desarrolle en manera pacífica, sin provocaciones ni enfrentamientos de ningún tipo y con los debidos cuidados sanitarios”, resaltó durante su homilía dominical desde la catedral cruceña.

El líder religioso pidió a las autoridades escuchar al pueblo y abogó por una convivencia pacífica en el país. “Que los responsables del bien común escuchen a los ciudadanos, entre ellos a nuestros hermanos indígenas, que hasta ahora han encontrado solo silencio e indiferencia. Es el momento de instaurar un diálogo franco y sincero, el único camino para encontrar soluciones justas, acordadas y duraderas”, dijo monseñor Gualberti.

Comentarios