Escucha esta nota aquí

El líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, convocó al secretario de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, a evaluar los resultados de la llamada Marcha por la Patria. El líder sindical tuvo un papel clave en esa movilización del oficialismo, mientras exdirigentes sindicales advierten que la entidad se transformó en una “institución sumisa” al poder que está dejando sin protección a la clase trabajadora.

Jaime Solares fue secretario de la COB en momentos de fuerte tensión con el Gobierno y las empresas. Asegura que el papel que ha jugado en los últimos años está generando “un tremendo retroceso en la historia del sindicalismo”.

“Juan Carlos Huarachi y todos los de la COB deberían hacer cursos de formación política sindical, porque ahora son hombres manejados por las manos azules y eso es malo para el movimiento obrero”, afirmó Solares.

Los cuestionamientos a Huarachi cobraron una mayor notoriedad en la semana tras la amenaza de nacionalizar empresas de Santa Cruz en el contexto de la marcha que organizó el MAS.

Desde la oposición recordaron que Huarachi pidió hace dos años la renuncia de Evo a la Presidencia y pidieron que sea investigado por esa causa abierta en la Fiscalía.

El exdirigente de la Central Obrera Regional de El Alto Roberto de la Cruz dijo que Huarachi dañó la independencia de la COB por su proximidad con el Ejecutivo, pese a que salió en defensa de Aasana. “Hizo la declaración de emergencia y luego se fue a hablar con Evo”, lamentó.


Comentarios