Escucha esta nota aquí

El gobierno de Iván Duque presentó ayer al Congreso de Colombia una propuesta para reformar la policía, cuestionada por excesos en la represión de las multitudinarias protestas contra el mandatario conservador que dejan más de 60 muertos en los últimos tres meses.

Sin ceder a la presión de los manifestantes, que exigen que la policía salga de la tutela del Ministerio de Defensa para convertirse en un cuerpo civil, el gobierno radicó una iniciativa que contempla sanciones para los policías “que no se identifiquen plenamente” o impidan grabar sus acciones.

“La Policía Nacional debe hacer parte del Ministerio de Defensa por las condiciones de amenaza y de violencia que tiene Colombia aún”, dijo el encargado de la cartera, Diego Molano, durante la presentación de los proyectos de ley sobre la reforma en el Parlamento nacional.

A finales de abril, cientos de miles de personas salieron a las calles a protestar contra un alza impuestos promovida por el gobierno y desechada ante la presión popular. La represión de las manifestaciones avivó el malestar social y dio lugar a un movimiento de rechazo a la gestión de Duque durante la pandemia.

Durante la jornada de movilizaciones del martes, la policía detuvo a 70 personas por disturbios y choques con la fuerza pública que se presentaron en Bogotá, Medellín y Cali, principales ciudades del país. /AFP

Comentarios