Escucha esta nota aquí

“Nosotros seguimos en movilización, esperamos de forma oficial la abrogación de la ley 1386. No vamos a levantar las movilizaciones, mientras (ese trámite) no ocurra”, dijo ayer el titular del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Juan Carlos Manuel.

La institución convocó a un Consejo Consultivo para la noche del domingo, en el cual se definirían las medidas luego del anuncio de abrogación de la ley 1386 realizado por el presidente Luis Arce, en la noche del sábado.

Hasta el cierre de la presente edición no se conocieron los resultados de dicha reunión.

El domingo las calles de la capital potosina se mantuvieron bloqueadas. De igual manera, los mercados permanecieron cerrados, pero hubo comercio informal en las arterias de la ciudad.

Satisfacción

La Federación de Empresarios Privados de Potosí (FEPP), a través de un comunicado publicado en su cuenta de Facebook, dijo que “esta determinación presidencial conduce a pacificar al país, el cese de la violencia, permitiendo el normal desarrollo de las actividades productivas de todos los sectores, retomando la reactivación económica a través del laborioso trabajo del pueblo boliviano”.

La entidad empresarial además expresó su entera satisfacción y felicitó al presidente Luis Arce por la resolución de abrogar la ley 1386.

Denuncia y pedido

Comcipo denunció el sábado que el Gobierno pidió otra autopsia al cuerpo de Basilio Titi, el joven fallecido durante los enfrentamientos en Potosí, con la intención de inculpar al movimiento cívico.

El sábado se realizó una segunda autopsia que habría identificado, según un familiar de Titi, que murió por golpes en la cabeza y la nariz. Los peritos que participaron en la nueva autopsia no quisieron brindar detalles sobre los resultados.

El domingo, Manuel reiteró su pedido al presidente Arce de que trabaje para todos los bolivianos, no solo para un partido político.

Además, cuestionó a las palabras de los responsables de las organizaciones que acompañaron a Arce a realizar el anuncio de abrogación de la ley 1386.

“Aquí no se trata de pelear entre bolivianos, se trata de empujar nuestro país hacia adelante para un desarrollo mucho mejor”, expresó Manuel.

Comentarios