Escucha esta nota aquí

A diferencia de los productos alimenticios, artículos como ropa, zapatos y bazar aún esperan por los clientes y consumidores en los centros de abastecimiento.

Magaly Villagómez, que tiene un local (artículos de bazar) en el mercado modelo Plan Tres Mil, siente que las ventas no despegan a pesar de que las actividades económicas han comenzado a reactivarse.

“Las ventas han bajado mucho, no hay circulante. Hoy en día no da ganas de salir a vender, la gente compra lo necesario, no se venden las prendas de vestir. Antes se recaudaba unos Bs 500 al día, ahora no llega ni a Bs 100. En mi negocio, que es de bazar, funciona con el calendario escolar y como no hay clases presenciales, las ventas están sumamente bajas. Han caído un 80%”, lamentó Villagómez.

A este paso que vamos aumenta la preocupación porque hay deudas y créditos, pero los negocios no funcionan. “Lo único que se vende es pan, verduras, carnes y frutas”, añadió.

En un recorrido por el Centro Comercial Primavera, ubicado sobre el quinto anillo frente a la pista de aterrizaje del aeropuerto El Trompillo, se pudo advertir la misma situación.

Felicia Estrada, presidenta de la asociación de dicho centro de abastecimiento, que alberga unos 400 comerciantes activos, indicó que los alimentos son los que tienen garantizada la venta, puesto que la gente prefiere gastar su dinero en la canasta básica, antes que en prendas de vestir, zapatos y otros artículos, donde las ventas son lentas. 

A pesar de ello, la comercialización de los productos de la canasta básica no acaba de despegar por completo ni es como antes de que llegue la pandemia, debido a la competencia de los ambulantes.

La familia gremial ha sido bastante afectada con los asentamientos afuera de los mercados que operan a título de mercados móviles”, sostuvo.

Esto los ha llevado a poner en marcha algunas estrategias de ventas a precios de costo para conquistar a los consumidores, los mismos que son anunciados a través de una pizarra. Por ejemplo, este lunes era el turno del sector abarrotes. El kilo de azúcar estaba a Bs 4, el kilo de harina de trigo a Bs 4,5 y el kilo de fideo, para guiso, a Bs 7.

Al parecer los detalles tendrán que esperar un poco más. “Ahora, el bolsillo no alcanza para darse gustos ni para salir a pasear; hay que pensar en la comida diaria para los hijos”, expresó Clara Corrales mientras realizaba sus compras en el mercado Primavera.

Los precios se mantienen

Productos como la papa, la cebolla, la carne de res y de pollo mantienen sus precios en los mercados locales. El kilo de pollo mairaneño con menudo está en Bs 11, y sin menudo en Bs 13, mientras que el kilo de pollo Sofía está entre Bs 13 y Bs 15.

La carne de res de primera, el kilo está en Bs 34 y de segunda en Bs 32. El kilo de queso menonita o criollo está en Bs 24 y, por molde, en Bs 22 el kilo. La cuartilla de cebolla morada cuesta Bs 4, y el tomate negreño a Bs 3 y 5 el kilo, dependiendo el tamaño.

En el mercado Mutualista la carne, verduras, frutas y abarrotes se venden con normalidad.