Escucha esta nota aquí

Tome nota, pero no registre mi nombre en su artículo. Pregunte, yo respondo. ¿Cómo impacta la crisis de containers (contenedores) en el incremento de los costos de fletes logísticos a escala mundial y la ruptura en la cadena de suministros en su actividad? Tras más de un año de pandemia puedo asegurar que cuando China estornuda, el mundo se resfría, y Bolivia no es una isla.

Así, con esa reflexión previa, un joven emprendedor de una tienda de videojuegos en la galería comercial Casco Viejo (Santa Cruz) comentó que la crisis logística y de semiconductores (chip) rezaga en el mundo la fabricación de nuevas generaciones de las consolas de videojuegos PlayStation, Nintendo y Xbox y, en el caso de Bolivia, condiciona su disponibilidad inmediata.

Hoy por hoy, dijo que los proveedores, con suerte, entregan pedidos con más de 10 días de demora y con un ajuste del precio del equipo que supera el 20%. Atribuyen este último factor al alza del costo del flete marítimo.

Instó a los seguidores de los videojuegos a no ilusionarse con novedades tecnológicas relacionadas con este sector. No obstante, y para alivio de los consumidores de tecnología, dijo que si hoy hacen pedidos los tendrán antes de Navidad.

Stefan Postey, retail manager de Multicenter, afirmó que al incremento de precios de materias primas -de 10 a 30%- y la ruptura en la cadena de suministros a escala mundial, se incorpora la crisis de electricidad en China que impide a las fábricas trabajar de forma regular. “Al ser limitada y subir el precio de la energía escalaron los costos de producción”, aseguró, dando cuenta que este factor, sumado a la crisis de contendedores y alza del flete de transporte marítimo, incidirán en el precio de venta al consumidor final.

Postey habla de un problema global de desabastecimiento en productos navideños para la presente temporada de fin de año. No obstante, en el caso de Multicenter, apuntó que por la coyuntura económica global y desabastecimiento de la cadena de suministros habrá disponibilidad de mercancías, pero menor surtido y disponibilidad de productos. En general, estima de 10 a 30% de incremento en los precios, principalmente de los productos que provienen de China.

Empero, Postey insinuó que para no transferir la variación total del precio y afectar la fidelidad del consumidor final, ellos cargarán con un porcentaje del incremento.

Según la jefe nacional de marketign de Dismac, Eliete Malpartida, la compañía ha tomado las previsiones y realizado compras con anticipación para poder asegurar el abastecimiento en su red de tiendas, sin afectar a los precios.
“Para diciembre Dismac contará con su línea completa de productos, además de los especial buy (compras especiales) para las campañas de temporada”, mencionó.

Mauricio Miranda, directivo de de la cadena de tienda Miniso Bolivia, indicó que previendo el desabastecimiento y ruptura de la cadena de suministros por la crisis de contenedores e incremento exponencial del flete trasatlántico realizaron importaciones anticipadas para cubrir, sin apuros, la demanda de los consumidores del país, incluyendo electrónica básica que no ha sido afectada por la escasez de microprocesadores y circuitos integrados.

En torno a los precios, dijo que será motivo de análisis una vez se proceda a desaduanizar la mercancía importada. Dejó entrever que habrá un ‘suave’ ajuste a los precios de los productos.

María Rene Hurtado Karageorge, product manager de Hauscenter, afirmó que la escasez global de contenedores y alza del flete marítimo afectan en la rotación, dado que al no tener productos de interés comercial, el movimiento baja considerablemente. “La época navideña es un período donde sube bastante la rotación de equipos electrónicos y consolas de videojuegos, pero debido a la escasez este año no tendremos este tipo de productos”, anotó.

Sustituyen proveedores

Según el presidente de la Asociación Boliviana de Supermercados (Asobsuper), Sergio Weise, está claro que el aumento de los costos del transporte marítimo a escala global incidirá en el precio final de los productos que se importen de Asia. De todas formas -dijo- que el sector del retail nacional, incluyendo los supermercados, dispondrán de una competitiva oferta para los consumidores. “Tendremos implementos navideños, juguetes e inventario de temporada con precios accesibles”, puntualizó.

A su juicio, los importadores deben ser cuidadosos para sustituir países proveedores y procurar colocar en el mercado productos con precios competitivos. Enfatizó que Asia se encareció por el transporte marítimo, y que Brasil y Argentina se abarataron por el tipo de cambio. “La mercadería que usualmente importa y comercializa el sector del retail boliviano está llegando. Podrán variar los precios, el origen, pero productos hay y habrán”, refirió Weise.

Desde la cadena de supermercados Hipermaxi, la jefa de marketing Bárbara Cronembold, refirió que hasta el momento ninguno de los proveedores que importan los productos que se comercializan en sus salas ha formalizado o mencionado faltante o subida de precios.
“Algunos productos que se consumen en época de fin de año no variaron precios e incluso algunas bajaron su valor”, expuso.

Demora versus secuelas

Desde la tienda Home Season, el gerente propietario Cristofer Puig, anotó que la escasez de contenedores impide poder conseguir espacios en los buques y dificulta a los proveedores alcanzar mercadería por el retraso y crisis logística que existe en China. Hizo notar que EEUU también ha sido muy golpeado en ese aspecto. Trajo a colación que antes despachar un contenedor se tardaba una semana, hoy demora casi tres meses.

“Todos los productos importados de EEUU han llegado fuera de temporada. En cuanto a China los despachos demoran, pero han podido llegar, no a tiempo y con mucho rezago”, refirió Puig.

En el nicho de negocio que explora en la actualidad -adornos de Halloween y Navidad- dijo que hizo pedido de muchos artículos en enero 2021 y que no pudieron ser entregados por los proveedores por la crisis de contenedores. Puig comentó que en el tema de Halloween, la mercancía que era para octubre de este año, le va llegar la primera semana de diciembre.

Respecto a los precios de los fletes marítimos, afirmó que efectivamente se han disparado por la escasez de contenedores. Cree que China aprovechó para subir los costos. De $us 1.000 por contenedor, pasó a pagar $us 20.000 en la actualidad.

En cuanto a la escala de precios de los productos disponibles en la tienda, dijo que en porcentaje han subido alrededor del 40%. Así, dijo que si antes un artículo costaba Bs 100, hoy se cotiza a Bs 140.

Inflación en importaciones

Acerca de la importación de equipos tecnológicos (consolas de videojuegos, ordenadores portátiles y teléfonos celulares) que suelen acaparar las ventas en fin de año, el CEO de Delta Cargo, Luis Fernando Ortiz, señaló que la llegada de estos productos a puertos del Pacífico, en muchos casos, está con demoras debido de la congestión marítima y la falta de contenedores en origen, pero también por la escasez de chips electrónicos que son insumos clave para la producción de estos artículos.

A deducir por Ortiz, sin duda el aumento de los fletes marítimos provocará un incremento del 5 al 20% para productos commoditizados. “Esto, entre otros factores, está generando una fuerte inflación en países que importan gran parte de sus bienes de consumo, como es el caso de EEUU”, dijo.

En cuanto a la mercadería que no está llegando, el ejecutivo mencionó que los principales son los vehículos, artículos electrónicos y otros artefactos tecnológicos. “También hay productos commodities que antes llegaban de Asia, como insumos agrícolas o fertilizantes, que los importadores nacionales comenzaron a internar vía terrestre desde países vecinos debido a los elevados fletes marítimos desde Asia”, dijo.

Demanda en su pico más alto

A decir del presidente de la Cámara de Comercio Internacional (ICC) en Bolivia, Jean Pierre Antelo, en la última reunión regional de la organización visibilizaron que el principal problema post pandemia es el cambio de hábito en el consumidor y la gestión de la cadena logística de los comercios. “La demanda por productos y el costo del transporte en el mundo siguen en su pico más alto. De acuerdo con datos presentados en el webinar, cinco compañías navieras controlan el 65% del comercio mundial, de los cuales el 80% del comercio mundial se hace por vía marítima”, puntualizó.

Dio cuenta de que los principales productos de importación desde China y EEUU que se verán afectados por la volatilidad en la cadena de suministro son computadoras, juguetes, decoración navideña, medicamentos y prendas de vestir.

En los países de la Comunidad Andina, insinuó que se suma un factor que incide directamente en los precios finales al consumidor, el costo del flete es considerado parte de la base imponible para el pago del impuesto. “Mientras más altos los fletes, se paga más impuesto. Es evidente una inflación en los precios a escala mundial, y se prevé que los precios recién se normalicen en el tercer trimestre de 2022”, manifestó Antelo.

Crisis en cadena de suministros castiga a la economía mundial

Desde semiconductores hasta combustibles, pasando por juguetes, ropa y comida, una larga lista de productos de uso diario están siendo afectados por la crisis en la cadena de suministros que golpea a la economía global, generando escasez y aumento de precios, según da cuenta cnnespanol.

La crisis en la cadena de suministros se remonta a la irrupción de la pandemia de coronavirus en 2020, cuando las restricciones para frenar los contagios llevaron a una fuerte caída en la demanda y en la actividad económica, poniendo frenos a la producción. También se registraron importantes cierres en puertos y fábricas debido a brotes de casos.

Las empresas del mundo que se abastecen de mercancías en China están luchando con la congestión de los puertos, el aumento de las tarifas de los fletes y los retrasos. La escasez de contenedores, la limitación del espacio de carga en los buques marítimos y el aumento de los costos han obligado a los fabricantes de juguetes a hacer numerosas concesiones sobre qué mercancías tienen más sentido desde el punto de vista económico.

La falta de semiconductores afectan a industrias que utilizan chips, como la automotriz y los fabricantes de productos electrónicos, encareciendo los productos finales. En octubre se informó que las ventas de automóviles nuevos se desplomaron en los últimos tres meses en EEUU, dada la escasez de chips de computadora y otros problemas en la cadena de suministro.

Comentarios