Escucha esta nota aquí

Ante el retraso de las segundas dosis Sptunik V, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) deja en manos del Comité Científico Departamental el análisis de una posible ampliación a 180 días en la aplicación del segundo componente que aguarda la población o de iniciar un nuevo esquema de vacunación a los afectados.

“Nuestro Comité Científico Departamental se va a reunir los próximos días para sacar una determinación respecto al tema de los 180 días que el Gobierno propuso o al tema de reiniciar esquemas de tratamiento”, manifestó el gerente de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, durante el reporte diario de casos.

La autoridad se refirió al tema, luego de retornar de un viaje a la ciudad de La Paz, donde participó de reuniones con autoridades gubernamentales. Hurtado fue parte de la comisión enviada por el secretario de Desarrollo Humano de la Gobernación, Fernando Pacheco, para buscar una respuesta técnica sobre las segundas dosis.

El gerente de Epidemiología indicó que se entregó la tercera carta exigiendo al ministro de Salud una respuesta oficial sobre el segundo componente de la vacuna rusa“No tenemos ningún instructivo oficial de lo que vaya a pasar con este tema de la vacuna”, indicó Hurtado.

Manifestó que de manera extraoficial conocen que llegará un lote de cerca de 200.000 dosis al país, pero Santa Cruz tiene un déficit de alrededor de 300.000 segundas dosis de Sputnik.

“Si llegan 200.000 al país, Santa Cruz recibirá entre 20.000 y 30.000, que solo será para cubrir el 10 por ciento de lo que se necesita”, sostuvo el epidemiólogo del Sedes.

Sobre el tema, el Gobierno anunció una nueva demora en la entrega de las vacunas rusas Sputnik-V, por las que se firmó contrato de compra en diciembre del año pasado.

El Gobierno también dio a conocer que de acuerdo con un comunicado del Fondo Ruso de Investigación Directa, sobre una investigación del Instituto Gamaleya, productor de la vacuna, la segunda dosis rusa puede ser aplicada hasta 180 días después de la primera, garantizando su efectividad. La recomendación inicial era de 21 días, que luego por problemas de distribución se extendieron a 90 días.

Alexander Gintsburg, director del Instituto Gamaleya, que desarrolló la vacuna, dijo en abril que la brecha entre las inyecciones podría aumentarse a 90 días.

Pero un nuevo comunicado del Fondo Ruso de Inversión Directa aseguró que la brecha entre las dos inyecciones se puede extender hasta 180 días y seguirá siendo efectiva.

Un funcionario del Fondo Ruso de Inversión Directa, que comercializa la vacuna en el exterior, hizo los comentarios luego de que algunos países decidieran ampliar la brecha entre la primera y la segunda dosis de la vacuna desarrollada en Rusia debido a la escasez existente en la actualidad.

También citó los ensayos de Gamaleya que mostraban que el periodo más largo aseguraba una mejor respuesta inmune, pero no dio más detalles de los ensayos.

Benjamín Blanco, viceministro de Comercio Exterior e Integración, difundió una carta que le hizo llegar el Fondo Ruso de Inversión Directa, donde le aseguran que las entregas de la vacuna Sptunik V a Bolivia están dentro de las principales prioridades y también confirman que tienen previsto realizar un próximo envío del componente dos de la vacuna, pero tampoco se menciona la fecha.

Los reclamos

Tanto la Universidad Gabriel René Moreno (Uagrm) como la Universidad Domingo Savio colocaron avisos para informar que se posterga la aplicación de la segunda dosis rusa, por lo que piden a la gente que acude en busca de la dosis que esté atenta a la información que emitan las autoridades.

El decano de la Facultad de Medicina de la Uagrm, Reinerio Vargas, relata el sentimiento encontrado que vive ante las personas, la mayoría adultos mayores, que buscan la segunda dosis de la vacuna rusa. “La gente viene con mucha esperanza, con muchas ganas”, mencionó, pero se vuelve sin completar el esquema de vacunación.

El centro de vacunación de la Uagrm continúa aplicando las primeras dosis de las diversas vacunas que dispone y también la segunda dosis de la vacuna Sinopharm. Vargas confirma que “se acabó la segunda dosis Sputnik V” y señala a las autoridades de Gobierno como responsables en el retraso de la llegada de las dosis necesarias.

El decano lamenta que se juegue “con la ilusión de quienes se quieren vacunar” y asegura que carecen de respuestas satisfactorias que ofrecer “a las personas que esperan la segunda dosis”.

La ausencia de la vacuna afecta no solo al esquema de vacunación que debe proteger a las personas ante el Covid-19, sino que también abarca a la parte emotiva. “Se sienten incompletos”, matiza Vargas.

En la Universidad Privada Domingo Savio también señalaron que ya no se cuenta con más segundas dosis de la Sputnik V. Autoridades de la universidad y responsables del centro de salud Hamacas se disculparon ante la población por no poder completar la vacunación.

“No se puede poner en riesgo la inmunidad que necesitamos para vencer al virus”, señaló el gerente de Epidemiología del Sedes.

Sobre las AstraZeneca

El Sedes también reclama la dotación de las segundas dosis de la vacuna AstraZeneca para completar el esquema de vacunación de las personas que recibieron la primera dosis.

Al respecto, el ministro de Salud, Jeyson Auza, señaló que se puede esperar hasta 120 días para que los beneficiarios reciban la segunda dosis.

“Entre julio y agosto van a llegar 381.600 dosis de AstraZeneca y no deberían faltar segundas”, apuntó Auza, a tiempo de exponer que en este conglomerado también vendrá un lote de primeras dosis que se tendrán en reserva, asunto que viene de la mano del mecanismo Covax.

Además, la autoridad expuso que se distribuyeron 150.000 segundas dosis a escala nacional, mismas que arribaron al país en junio pasado.

Las vacunas AstraZeneca se pueden aplicar hasta 120 días después de la primera dosis. Nosotros establecimos 90”, acotó el ministro y sostuvo que los gobiernos departamentales son los responsables de ajustar la distribución y aplicación de estas dosis.


Comentarios