El Deber logo
18 de diciembre de 2023, 4:00 AM
18 de diciembre de 2023, 4:00 AM


Aldana Fernández de Córdova/  CEO GREAT PLACE TO WORK

Sebastián Campanario, uno de los speakers principales de Exponegocios 2023 realizado en Asunción del Paraguay, dijo una frase que me caló muy profundo: “Es imposible competir con gente que se divierte haciendo lo que hace”. Esto refuerza lo que tantas veces vemos en los lugares de trabajo, la gran diferencia que hacen las personas felices en las organizaciones. Esta emoción positiva tiene un efecto multiplicador y resultados sorprendentes. 

La investigadora de la Universidad de Florida, Erin Fluegge Woolf, evidenció que las personas que se divierten en su trabajo se involucran más y muestran una mayor creatividad y desempeño laboral. La diversión genera por lo general alegría, levanta el ánimo, saca sonrisas, desestresa e incluso ayuda a mejorar la conexión entre las personas. De allí que ocuparse por promoverlo dentro de las empresas suele ser una acción estratégica. 

Ahora bien, ¿qué hace que la gente se divierta en el trabajo? Desde mi punto de vista, parte de si está realmente desarrollando lo que ama hacer y, por otro lado, si esto lo puede compartir con colegas que están en la misma sintonía. De ahí la relevancia de tener a la persona correcta, en el puesto correcto y en la empresa correcta. Cuando confluyen estos tres elementos es más probable que se experimente diversión en el lugar de trabajo. 

Cuando amamos lo que hacemos lo manifestamos a través del buen desempeño, el día a día nos parece una gran oportunidad para desplegar nuestro potencial y solemos ser más creativos. La sensación de hacer lo que nos gusta nos llena de entusiasmo y emoción. La concepción de nuestro trabajo suele ser más positiva y entretenida.

Las relaciones en el lugar de trabajo tienen un gran impacto en las percepciones emocionales. Por lo que la calidad del vínculo, los altos niveles de confianza y el respeto, serán cruciales para promover entornos laborales divertidos. Cuando la gente se siente en libertad de ser lo que es, de decir lo que piensa y actuar conforme, puede experimentar menores niveles de estrés, menor presión y tener mayor disposición para divertirse. 

Existen organizaciones que generan iniciativas para promover la diversión en el trabajo, entre estas están: los festejos internos, las actividades familiares, los campeonatos deportivos, los concursos interáreas, las acciones de responsabilidad social, las visitas a centros turísticos, las pausas activas, los juegos de mesa, los retos de talentos, los grupos de apoyo, la asistencia a eventos de humor o música, los días, semanas o meses temáticos, las jornadas laborales iniciadas con música, las horas felices y hasta la posibilidad de trabajar desde tu lugar favorito. Generar este tipo de acciones aporta para que los colaboradores pasen un buen tiempo juntos y se recarguen de endorfinas. 

Los escritores Dave Hemseth y Leslie Yerkes en su libro
301 maneras de divertirse en el trabajo
declaran que: “las organizaciones que integran la diversión en el trabajo tienen menores niveles de absentismo, mayor satisfacción en el trabajo, mayor productividad y menos tiempo de inactividad”. Parece ser entonces que, quienes crean buenos ambientes laborales en donde la gente ama lo que hace, se divierte y lo comparte en equipo, están desarrollando a la vez empresas altamente competitivas. Un buen camino para seguir.