Escucha esta nota aquí

El mercado laboral se consolidó en dos escenarios debido a la pandemia, según algunos estudios. El primero, impulsar, principalmente por motivos financieros, el retiro de los trabajadores y en el segundo caso, evitar la rotación para consolidar una panilla laboral con experiencia e incentivo, predispuesta a las innovaciones.

El tema de la rotación de personal, según el economista Jaime Dunn está relacionado con el tipo de producto o servicio que brinde una empresa, con las demandas laborales que requiere el mercado y con las expectativas de los propios trabajadores.

Si bien, Dunn hace notar que por la actual situación económica del país y el mundo, los despidos, antes que las retenciones de los trabajadores son la constante, antes de esta emergencia sanitaria, el objetivo de toda organización empresarial era disminuir los niveles de rotación para no resentir la estructura de la compañía por los constantes cambios de personal.

María Fernanda Roca, de la firma María Fernanda Roca Coaching y Reclutamiento, considera que para disminuir la rotación de personal durante la pandemia, el empleador debe empatizar con las preocupaciones del equipo de trabajo, pues esta tensión sanitaria, a corto plazo, genera inestabilidad emocional, algo que afecta directamente en el desempeño y logro de objetivos organizacionales; es decir, que no sólo la rotación está en juego, sino también el rendimiento laboral de quien se queda o quien se va.

Roca subrayó que el actual escenario laboral es algo particular, por lo que los profesionales tienen un comportamiento más tolerante en muchos aspectos dentro de la empresa.

Sin embargo, hace notar que esta situación se la debe manejar con asertividad ya que puede llegar a generar agentes tóxicos para el clima organizacional, debido a que no es conveniente que el colaborador no se vaya porque necesita el trabajo, pero se quede sin estar de acuerdo con las medidas internas.

Jhony Mercado, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, remarcó que el movimiento de personal por lo general se da en economías con una matriz productiva dinámica y variada, aspectos que no se aplican en Bolivia.

En ese sentido, Karina Rose, directora de Recursos Humanos del Grupo Eulen Perú, brinda algunos consejos para disminuir la rotación de personal dentro de las empresas en contextos cambiantes.

Para tomar en cuenta

1. Ser claros al definir el perfil de los puestos de trabajo.

Todo comienza, al publicar una oferta laboral, por ello, resulta vital que antes el empleador haya definido las responsabilidades principales que tendrá el postulante. Por otro lado, es necesario hacer una descripción de las habilidades y competencias que se requieren del personal, así como un breve resumen sobre la empresa comentando la visión, misión y valores. El crecimiento de una empresa depende de su colaboradores, y de la cercanía y confianza que le brinde el líder.

2. Involucrar y mantener informados a los colaboradores.

En contextos como el generado por el Covid-19, resulta esencial mejorar la comunicación a nivel horizontal, tanto en los equipos de trabajo como por parte de las altas direcciones. Es importante que el colaborador sienta cercana a la organización, no solo a través de comunicados por las plataformas tecnológicas, sino también mediante llamadas y mensajes de aliento.

3. Ofrecer capacitaciones y reconocimiento al buen desempeño.

A muchos trabajadores les ha costado adaptarse a la nueva modalidad de trabajo remoto. Por ello, además de paciencia en el proceso de adaptación, es primordial que la organización ofrezca capacitaciones sobre algunos temas que pueden haber quedado en el aire o que se manejan distinto en una oficina. Asimismo, recuerde que el crecimiento de una empresa es resultado del compromiso por parte de cada trabajador, siendo importantes el estímulo, el reconocimiento y la constante motivación. Una buena idea es establecer un sistema de recompensas o beneficios que vaya más allá del tema económico.

Para Mercado, un aspecto que puede ayudar a bajar la rotación del personal es:

4. Elaborar un discurso laboral integral y más empático que haga sentir al trabajador, más que nunca que su puesto de trabajo es importante y que más que nunca se necesita de su experiencia y su capacidad para reinventarse.

Comentarios