Escucha esta nota aquí

Cinco compañías aéreas que operan desde y hacia Bolivia, la estatal Boliviana de Aviación (BoA) y las internacionales Avianca, Copa Airlines, Air Europa y Paranair advierten una leve recuperación pospandemia de la aviación de transporte regular comercial.

Según el director ejecutivo de BoA, Ronald Casso, la aerolínea tiene planificada la recuperación completa del mercado aeronáutico en Bolivia en un periodo de dos a tres años, de acuerdo con las proyecciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Sin embargo, insinuó que en la presente gestión -a septiembre- han recuperado el 89% del tráfico de pasajeros respecto al comportamiento histórico del país. “Esta recuperación ha sido impulsada principalmente por las rutas nacionales, acompañando la reactivación de las actividades económicas internas”, afirmó.

El ejecutivo aludió que existieron meses de la presente gestión en los que el mercado nacional tuvo mayor movimiento que la gestión 2019, demostrando una recuperación de mercado importante. No obstante, expresó que los factores que dificultan el proceso de recuperación son los conflictos sociales y principalmente las olas de covid-19 que registra el país.

El mercado global desde y hacia Bolivia, a decir de Casso, no experimenta la misma recuperación, manteniéndose en escalas inferiores al 50% del comportamiento histórico, debido a que todavía existen restricciones, principalmente en mercados de la región como Argentina.

Para Casso, la recuperación de la economía está impulsando de manera acelerada la recuperación del mercado aeronáutico, con medidas de incentivo económico mediante acceso a fondos de fideicomiso para empresas públicas y privadas. Sumado a este esfuerzo, cree que es importante que se apliquen medidas locales de incentivo al turismo nacional e internacional y se encare un permanente mantenimiento de la infraestructura aeronáutica y los servicios asociados.

Señales de mejora

Desde la percepción de Erika Hundskopf, gerente comercial de Avianca para Bolivia, Chile y Perú, los países en la región vienen recuperándose paulatinamente desde fines de 2020. “Vemos con buenos ojos que este año el movimiento es mayor. A los vuelos para visitar familiares se suman los viajes por turismo y descanso. Si bien aún no estamos en los niveles prepandemia, la oferta que tenemos es buena y esperamos aumentar frecuencias en los próximos meses”, anotó.

Según Hundskopf, la operación desde y hacia Bolivia viene creciendo sostenidamente y esperan para 2022 que las cifras mejoren aún más por viajes de turismo y de trabajo. Han operado 190 vuelos y en octubre el factor de ocupación fue del 83%. Los principales destinos a los que los bolivianos están viajando -refirió- son Bogotá y ciudades al interior de Colombia.

Desde Copa Airlines aseguraron que en la actualidad la aerolínea se encuentra operando nuevamente los seis bancos de conexión desde el Hub de las Américas, en el Aeropuerto Internacional de Tocumen en Panamá. Tienen en estos momentos más de 1.500 vuelos semanales desde el hub y ofrecen 11 frecuencias semanales desde y hacia el aeropuerto Viru Viru en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

En diciembre, Copa Airlines activará operaciones a tres nuevos destinos: Armenia y Cúcuta en Colombia y Atlanta en EEUU.

“Creemos que es importante que la industria del turismo y todos los entes involucrados trabajen en conjunto para lograr una reactivación de la conectividad segura y sostenible en el tiempo”, indicaron desde Copa Airlines.

Para el gerente general de Air Europa para Bolivia y Paraguay, Olavi Linkola, el mercado boliviano ha reaccionado muy bien tras la política de flexibilizar algunas restricciones, como suprimir la cuarentena para los viajeros que lleguen a territorio boliviano.

Apuntó que, con esta medida, en general, mejoró la aviación en Bolivia, mientras que Air Europa, en lo específico, aún enfrenta inconvenientes por el tipo de vacunas con la que Bolivia inmuniza a su población, que no son aceptadas en países de la Unión Europea. No obstante, dijo que ahora mismo la operación, desde Bolivia, incluye tres vuelos por semana y que transitan por el camino a la recuperación que esperan completar a mediados de 2022, siempre y cuando no se impongan nuevas restricciones en Europa y Bolivia.

Medidas y efectos

Este mes, el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Edgar Montaño, citado en ABI, hizo público el Decreto Supremo 4605, que dispone suprimir la cuarentena en el territorio boliviano. Con la medida -dijo- se apunta a generar mayor movimiento en el sector turístico y en el transporte aéreo.

En ese contexto, el ministro anunció que la aerolínea estatal BoA incrementará los vuelos a partir del 22 del presente mes, en diferentes rutas internacionales. Desglosó que semanalmente los vuelos a Miami (EEUU) pasarán de siete a 10; a San Pablo (Brasil), de siete a 11; a Buenos Aires (Argentina), de cinco a nueve; y se programarán rutas en Lima (Perú), Cancún (México) y Cuba.

“Con esto vamos a traer más recursos económicos para nuestras empresas que trabajan y explotan los aeropuertos internacionales y nacionales en todo nuestro territorio”, puntualizó Montaño.

Según la Asociación de Líneas Aéreas de Bolivia (ALA Bolivia), la apertura de fronteras aéreas representa una buena señal para las aerolíneas. Sin embargo, cree que resta aclarar el requisito de la prueba PCR para pasajeros, así como para tripulación.

“El transporte aéreo requiere medidas que le permitan un respiro eliminando multas y sanciones, acompañadas de costos operativos homologados a los de la región -combustibles, tasas, impuestos, entre otros-”, expresaron desde ALA Bolivia.

Destino estratégico

La gerenta comercial de la aerolínea paraguaya Paranair, Alejandra Ayala Lugo, dijo que Bolivia es un destino estratégico en el plan de expansión de la compañía. “En 2019 y principios de 2020 trabajamos para lograr los permisos de operación para Santa Cruz de la Sierra; sin embargo, la pandemia condujo al cierre de aeropuertos de la región, lo que nos obligó a postergar nuestro plan hasta octubre de este año”, infirió.

Ayala explicó que como Asunción es el HUB que conecta a Paraguay con las principales ciudades de la región y Bolivia y Paraguay tienen importantes lazos económicos y comerciales hacen que la ruta Asunción-Santa Cruz de la Sierra sea un destino estratégico para Paranair. “Teníamos claro que Santa Cruz debía formar parte de nuestra red de rutas. Nuestras perspectivas son de crecimiento y es por ello que durante 2022 iremos aumentando frecuencias de vuelos”, puntualizó.

En este momento, a deducir por Ayala, se puede ver una luz en el camino porque los casos de Covid se han reducido en toda la región y la vacunación claramente ha ayudado a controlar la pandemia. Sabemos -dijo- que la recuperación del sector es lenta y precisamente por lo mismo, todas las ayudas que puedan otorgar los gobiernos y autoridades aeronáuticas en cuanto a las políticas de combustible o exoneración y reducción de las primas de tasas de navegación, entre otros, son claves para mantener y sostener las operaciones regulares de las aerolíneas y así también hacer que haya más competencia en un mercado, lo que se traduce en mejor oferta para el consumidor.

Tráfico global al 40% del nivel prepandemia

Este mes, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), citada en a21.com.mx, reportó que el tráfico de pasajeros a escala global se encuentra a un 40% de lo registrado en 2019, antes de la irrupción de la pandemia de covid-19.

La reducción en el tráfico de pasajeros por la emergencia sanitaria es una situación que se agrava por la complejidad y confusión que experimentan los pasajeros al querer realizar un viaje. La IATA enfatiza la necesidad de facilitar los viajes a los pasajeros que han sido vacunados, de modo que no enfrenten requisitos adicionales, mientras que los que no han sido vacunados (niños, personas recuperadas de la enfermedad o que no puedan vacunarse por razones médicas), deben tomar pruebas de detección de la enfermedad.

Pide a los gobiernos que se revisen regularmente las medidas contra la enfermedad y se eliminen protocolos que no son justificables.

Turismo ve ‘despegue’ lento en la reactivación

Los turoperadores, agencias de viajes y el sector hotelero ven que la política de eliminar la restricción de cuarentena para el viajero es una señal y medida positiva que contribuirá a reactivar el turismo receptivo.

Según el titular del Sector Privado de Turismo de Bolivia (Septur), Marco Mercado, hay agentes económicos que transitan una senda de reactivación, que no es el caso de los asociados al sector, que advierten un ritmo lento en este proceso.

Así, Septur reclama políticas de incentivos y un plan específico sectorial que incluya la flexibilización gradual de las medidas de restricciones de salubridad, la promoción del destino Bolivia en el exterior y la creación de un fideicomiso especial para que los afiliados al sector puedan acceder a créditos, con condiciones ventajosas en cuanto a tasas de interés y plazos. En primera instancia sugieren una línea de Bs 23 millones para financiar créditos.

Desde la Cámara Hotelera de Santa Cruz, el presidente Marco Antonio Cortez refirió que en el último trimestre el sector registró un incremento en su ocupación. Atribuye que por el momento los esfuerzos están dirigidos al turista local. “Aún falta mucho para lograr la anhelada recuperación sectorial, dado que los vuelos internacionales aún no operan con normalidad”, apuntó.

Comentarios