28 de diciembre de 2021, 5:00 AM
28 de diciembre de 2021, 5:00 AM

Hoy es un día especial por el nacimiento del Niño Dios, que es una referencia del amor de la Divinidad hacia toda la humanidad, al mismo, tiempo es un día que vienen a la memoria momentos y personas que por circunstancias ajenas no tendrán la oportunidad compartir físicamente, esos recuerdos generan nostalgia, tristeza y dolor; todas esas emociones las sintió ese niño Dios que celebramos. Por eso mis hermanos, desde esa experiencia de nuestra fragilidad humana tomemos un momento del día para contemplar (simplemente recordar ese nacimiento como si estuviera allí presente), ofrecerle a ese pequeño niño Dios nuestro sentir, con la esperanza que en nuestros corazones sentiremos la alegría del nacimiento del Dios encarnado, especialmente mis hermanos venezolanos.

Así mismo, contemplar a ese Niño Dios nos permite tener una mirada esperanzadora con todo lo que está sucediendo en el mundo, especialmente en Bolivia que se descubre las oscuridades de individuos que por medio de la corrupción robaban por años, mientras miles de personas no tienen recursos económicos para costearse los gastos médicos, la comida del día o pagar el alquiler del mes; ese contemplar nos ayudara a aceptar la muerte de familiares, amigos y conocidos por un virus tan pequeño pero mortífero.

Por último, ese contemplar al Niño Dios nos permitirá ver la realidad desde la esperanza sobre todo en los conflictos sociales que se generaran el próximo año por diversas causas, pero con la firmeza de ser justo en la valoración de cada situación, sin perder de vista que todo ser humano es sujeto de derecho, por ende, merece respeto en todo su ser y persona.

Simplemente con el Niño Dios, todo es nuevo y llevadero…

Feliz Navidad: Ronald Valera


Tags