Escucha esta nota aquí

La tercera ola de coronavirus ya está en escena y las regiones se preparan para el pico que se espera entre finales de este mes y junio, según el comportamiento epidemiológico de cada región.

El secretario departamental de Desarrollo Humano, Fernando Pacheco, reiteró que el departamento ya siente el impacto de la tercera ola y que se espera que el pico sea a fines de mayo o inicios de junio. Las proyecciones indican que se podrían alcanzar 57.000 casos y 1.140 decesos.

Ante esta situación, ayer las autoridades sanitarias departamentales se reunieron con el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, para ver las acciones que permitan reforzar la atención a la población y la masificación de la vacunación contra el covid-19.

El alcalde Jhonny Fernández ratificó que se tiene toda la logística y el personal suficiente para realizar las pruebas masivas de antígeno nasal, que en este momento se hacen en dos lugares (Cambódromo y El Mechero), pero pretenden abrir otros dos.

Asimismo apuntan a reforzar el tema de tratamientos para las personas que dan positivo, además de la apertura de más centros de vacunación en coordinación con el Servicio Departamental de Salud (Sedes).

De igual forma el municipio pretende reforzar los centros de primer nivel, por lo que le pidieron al Ministerio de Salud el apoyo correspondiente en el equipamiento y personal que se necesita.
Fernández dijo que el municipio está dispuesto a proporcionar toda la infraestructura que haga falta.

Al respecto Terrazas indicó que desde el jueves se impulsarán los puntos de vacunación masiva, pero por ahora se está priorizando a los mayores de 50 años. “Las personas que nos ocupan terapias intensivas y cuidados intermedios son las personas de la tercera edad”, remarcó.

Otros departamentos

Oruro es otra de las regiones donde la tercera ola ya se siente. El responsable de la Unidad de Epidemiología del Sedes de Oruro, Waldo Rozo, confirmó que en las últimas tres semanas hubo un incremento sostenido de casos, llegando esta semana a registrarse hasta 134 casos por día, “lo que denota que ya estamos en una tercera oleada”, dijo Rozo.

Esto también se refleja en el aumento de las consultas y en la ocupación de las terapias intermedias e intensivas. “Las camas de terapia están casi llenas en su totalidad y esto se debe a que la recuperación es lenta en pacientes con cuadros críticos”, señaló.

Agregó que el plan de contención contempla la detección oportuna de casos para que los afectados sean tratados en la fase inicial y no lleguen a complicarse hasta desarrollar formas graves de la enfermedad. También fortalecerán sus 22 centros de salud que tienen en la capital y han habilitado un centro de aislamiento con 28 camas, pero en este momento ya tiene una ocupación del 80%, aunque esto es dinámico porque así como se van dando de alta, también ingresan pacientes.

Por su parte, el responsable de Epidemiología del Sedes de Cochabamba, Rubén Castillo, señaló que el pasado 6 de mayo, el departamento cochabambino alcanzó su máximo de casos en lo que va del año con 546 nuevos contagios, cifra que solo fue superada hasta el momento de la pandemia con la registrada en el pico de la primera ola el año pasado (556 casos).

Según las proyecciones del Sedes, los casos podrían duplicarse en las siguientes semanas y el pico de la tercera ola se presentaría en junio, advirtieron las autoridades sanitarias.

Como medida de contención, el Centro de Operaciones de Emergencias (COED), en una reunión de coordinación, decidió mantener los horarios de circulación y la apertura permanente de la sala situacional con la participación activa de personal técnico.

De igual forma, la Alcaldía de Cochabamba trabaja en la habilitación del recinto ferial de la laguna Alalay.

En Tarija también sufren el aumento de casos. La Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del hospital San Juan de Dios está a punto de saturarse por el aumento de pacientes con coronavirus en medio de la escasez de medicamentos para el tratamiento de enfermos graves.

El jefe de la UTI de ese nosocomio, Roberto Mérida, confirmó que en la actualidad 14 de las 19 camas están copadas. Además, dijo que se tropieza con la falta de fármacos para el tratamiento de enfermos con covid-19

El gobernador Óscar Montes anticipó ayer que se reactivará el COED, el cual estará a cargo de autoridades sanitarias para ejercer un plan de contención y control de la pandemia a nivel departamental.


Comentarios