Escucha esta nota aquí

La fe mueve montañas. El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Fernando Costa, y el entrenador de la selección nacional, César Farías, consideran que la Verde aún tiene posibilidades de clasificar al Mundial de Catar 2022.

Ambos parecen aferrarse al refrán de inspiración bíblica y sostienen que para el seleccionado boliviano no todo está perdido en las Eliminatorias pese a que ocupa el penúltimo lugar en la clasificación.

Costa y Farías se reunieron en Santa Cruz y emitieron un comunicado en conjunto, tras realizar una evaluación dela campaña realizada por Bolivia en la triple fecha de las clasificatorias, en la que igualó con Colombia en condición de local y cayó de visitante ante Uruguay y argentina.
En el encuentro también participaron los miembros del comité ejecutivo de la FBF.

Tras la evaluación, nuevamente hubo respaldo a la tarea que cumple el venezolano, como sucedió en anteriores ocasiones, pese a que los buenos resultados no acompañan su gestión.

Los dirigentes consideran que Bolivia ha demostrado un nivel competitivo, y que los resultados negativos son engañosos.

Con Farías al mando, la Verde ha conseguido solamente un triunfo (de local, ante Venezuela), tres empates (Colombia en casa, Paraguay y Chile de visita) y ha perdido cinco partidos (con Argentina y Ecuador en La Paz, ante Brasil, Uruguay y Argentina de visitante).

Pese a que los resultados ubican a Bolivia en el penúltimo lugar de la tabla de posiciones, Costa, el comité ejecutivo y Farías, reiteran que las posibilidades de clasificar a la Copa del Mundo, a la que asistirán cuatro de manera directa, y un quinto disputará una repesca con una selección de otra región, están intactas.

Costa con cruceños

El presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Fernando Costa, aprovechó su estadía en Santa Cruz para reunirse con dirigentes de los clubes cruceños, y visitó los predios de ambas instituciones.

En Blooming le mostraron su sede social y la zona donde tienen previsto llevar adelante la construcción de un estadio para 25.000 personas.

En Oriente Petrolero recibió de regalo una camiseta de los albiverdes.

Comentarios