Escucha esta nota aquí

Convencido del final de un ciclo, Rubén Costas, gobernador de Santa Cruz, durante el programa radial de EL DEBER ¡Qué semana!, hizo un repaso de su labor política, de cómo la idea de postularse como alcalde de Santa Cruz no cuajó entre sus proyectos y que la alianza entre Demócratas, Santa Cruz para Todos y Creemos es para dar certidumbre a las personas y no cometer los errores del pasado.

Distendido, Costas aseguró en lo que respecta a su postulación para la Alcaldía cruceña se creó una expectativa, reconoció que él mismo ayudó a que crezca, pero que en realidad nunca estuvo en sus planes ir a la Alcaldía y que eso lo sabían gente muy cercana a su entorno.

La autoridad explicó que en su experiencia de política partidaria, la gestión y el caminar marcaron su actividad y que para mantener esa coherencia, descartó la Alcaldía cruceña, pues desde su perspectiva, la labor que prima es la administración algo que no va con él.

Sobre el tema, Costas se preguntó cómo iba a ver la gente su salto a la Alcaldía, un lugar donde no se iba a sentir cómodo, una vez que concluya su ciclo de gobernador. Más cuando las declaraciones de David Choquehuanca, vicepresidente del país, que en el Día Internacional de la Lucha contra la Corrupción, dijo que un indicador de la corrupción y la desconfianza son las personas que se aferran a toda costa al poder. Eso lo empujó más a no postularse en estas elecciones subnacionales.

El gobernador fue más allá e indicó que, cuando se inició la pandemia, se tuvo el temor que en la carrera proselitista se produjera un enfrentamiento entre su persona y Angélica Sosa, actual alcaldesa interina.

Me senté con Angélica y le dije que lo importante era nuestro pueblo y las vidas humanas. Le indiqué que no tenga pena, pues en mí no iba a tener un contrincante político porque desde siempre había decidido no ir a la Alcaldía”, remarcó Costas.

Sin embargo, cabe recordar que en noviembre de 2020, Vladimir Peña, secretario ejecutivo de Demócratas, informó a la red televisiva RTP que Costas les había manifestado que iba a tomar una decisión sobre su posible participación en las elecciones para alcalde, a partir de lo que indique su familia y de lo que personalmente determine.

Una alianza que corre

Respecto a las conversaciones con las agrupaciones de Luis Fernando Camacho (Creemos) y de Angélica Sosa (Santa Cruz para Todos), Costas remarcó que hay terreno avanzado y por eso apela a la sapiencia, a la sensatez y a escuchar al pueblo que, desde su perspectiva, ya no quiere que se cometan otra vez los errores del pasado.

Al respecto, el politólogo José Orlando Peralta explicó que esta alianza es posible ya que uno de sus líderes (Costas) lo está haciendo público, pues las conversaciones ya deben estar bastante avanzadas.

En cuanto a su viabilidad, Peralta puntualizó que si se tiene solo un enfoque pragmático esta unión tiene sentido, pues el adversario común es el MAS. De acuerdo a su criterio, en estas elecciones subnacionales, donde ya no participarán figuras conocidas como Costas o Percy Fernández, podrían haber sido ganadores seguros.

“Considero que esta posible alianza busca mantener sus espacios de poder y no poner en riesgo la Gobernación ni la Alcaldía, por eso están actuando de forma pragmática”, dijo Peralta.

El gobernador recordó que Santa Cruz es la plaza de oposición al Gobierno del MAS, que le puso un freno a su autoritarismo y por eso, subrayó que no se puede dejar libre esta plaza y que se debe construir esta unidad, una unidad que ya preocupa al oficialismo y que trabaja para dividirlo, hizo notar.

Justamente en una reunión de evaluación de las seis federaciones de cocaleros de Chapare, realizada el 25 de diciembre, en Lauca Ñ, el expresidente Juan Evo Morales habló de fomentar la división entre la dirigencia de Creemos y la de Demócratas, que se aliaron para encarar las elecciones subnacionales.

“El grupo de Rubén Costas con (Fernando) Camacho la semana pasada hicieron un acuerdo, pero se ha molestado, creo, su principal dirigente de Rubén y están renunciando, van a reconsiderar, quieren ir siempre como candidatos, ojalá se dividan, nosotros tenemos que procurar que se dividan y nosotros más bien unirnos, es una de las tareas que tenemos que hacer”, resaltó Morales en aquella reunión.

¿Corto o largo plazo?

Para el analista político Luis Andia, lo que falta conocer es qué tipo de alianza se llevará a cabo, pues aún no está claro cómo el partido de Costas apoyará a Sosa cuando tiene un candidato que busca ganar la Alcaldía como Roly Aguilera.

Andia remarcó que en este tipo de alianzas no se busca restar, sino sumar y es bueno que estas agrupaciones de Santa Cruz comprendan que en política muchas veces lo que domina son las negociaciones, llegar a un consenso, más allá de las posiciones ideológicas.

Se debe dejar de lado la postura de criticar por criticar. Se criticaba porque no había alianzas y ahora que las hay se siguen poniendo reparos”, observó Andia.

Daniel Valverde, analista político, considera que esta posible alianza no disimula que es resultado de un pragmatismo puro, pues ninguno de las agrupaciones tiene la misma ideología.

Pues desde su lectura Demócratas siempre se ubicó en centro, centro derecha, Santa Cruz para Todos fue una organización puramente pragmática que se llevó bien con todos los partidos políticos, mientras que Creemos expresa un conservadurismo puro y duro que tienen su núcleo en los sectores más tradicionales de Santa Cruz.

Valverde resumió la situación como la presencia de tres organizaciones políticas con mucha hambre intentando comer del mismo plato.

Comentarios