Escucha esta nota aquí

Aparece en el escenario electoral a inicios de 2020, como resultado de las protestas de 2019 y a la cabeza de quienes lideraron la salida del expresidente Evo Morales. Creemos, la alianza que presentó como candidatos a las elecciones presidenciales a Luis Fernando Camacho y Marco Pumari, se consolida como la primera fuerza política de Santa Cruz al obtener el 45,24% de los votos, aunque solo ganó en seis de las 15 provincias cruceñas, según los resultados oficiales preliminares emitidos por el Tribunal Electoral Departamental (TED).

Estos resultados  reflejan lo que se vio el domingo en los conteos rápidos. Creemos es el ganador en Santa Cruz. El MAS se ubica como segunda fuerza política. Más abajo está Comunidad Ciudadana. En cuarto lugar figura el Frente Para la Victoria (FPV).

Brigada Parlamentaria

Con estos resultados preliminares oficiales, la bancada cruceña quedaría conformada con dos senadores para la agrupación Creemos y otros dos para el MAS.

En cuanto a las 13 diputaciones plurinominales, seis corresponden a Creemos por el porcentaje de votación alcanzado por Camacho, cinco para el MAS y dos para Comunidad Ciudadana.

Sobre los 14 diputados uninominales, ocho son de Creemos y seis del MAS, que postuló a Luis Arce, virtual ganador de las elecciones nacionales. Comunidad Ciudadana no ganó en las circunscripciones cruceñas.

Detalles

De las diputaciones uninominales de Creemos, siete están concentradas en la capital cruceña, es decir, las C-44, C-45, C-46, C-47, C-48, C-50 y C-51. En el caso de la C-49 (Plan 3.000, El Palmar, Paurito y Palmar del Oratorio), estas fueron ganadas por el MAS.

En el caso de las circunscripciones rurales, de la C-52 a la C-57, excepto la C-54, quedarían para el MAS.

En la C-54, hasta el 77,34% de actas computadas, la virtual ganadora sería María René Álvarez, de Creemos.

Por provincias

En cuanto a la distribución de votos por provincia, el MAS obtuvo la victoria en nueve de las 15 provincias de Santa Cruz, aunque hasta el miércoles, en Warnes había una disputa por el primer lugar entre este partido político y Creemos, con una diferencia menor de 2.000 votos a favor de los masistas, al 79,47% del conteo oficial.

Camacho resultó ganador en las provincias Andrés Ibáñez, Chiquitos, Germán Busch, Sara, Vallegrande y Velasco. Por su lado, el MAS se alzó con la victoria en Ángel Sandoval, Cordillera, Florida, Guarayos, Ichilo, Manuel María Caballero, Ñuflo de Chávez y Obispo Santistevan.

La mayor cantidad de votantes se encuentra en Andrés Ibáñez, que está conformada por cinco municipios: Santa Cruz de la Sierra, Cotoca, Porongo, La Guardia y El Torno.

Camacho ganó en las tres primeras, mientras que Arce dominó en las dos últimas.

La segunda provincia con mayor cantidad de electores en el departamento es Obispo Santisteban. Su capital, Montero, hasta el 90,32% del escrutinio, igual se encontraba peleando voto a voto entre el MAS, con 29.117 votos (43,96%), y Creemos, con 27.431 votos (41,42%).

Análisis

Para el politólogo José Orlando Peralta, el resultado de estas elecciones refleja dos puntos: Creemos no es una fuerza predominante en todo el departamento, porque cuenta con mayor respaldo en la ciudad capital y zonas urbanas; mientras que el MAS se consolida en Santa Cruz como segunda fuerza política, porque aún mantiene su medio millón de electores.

En criterio de Peralta, esta situación debe ser analizada por los políticos que buscan lanzarse en las contiendas subnacionales. “Se está dando por hecho de que el MAS tiene medio millón de votos en Santa Cruz. En 2019 sacó eso y ahora lo va a consolidar, lo que no necesariamente se traduce en votos para gobernador, no es una traducción automática, pero es un llamado de atención para los futuros candidatos, porque podría darse. Es muy probable que se produzca una disputa para la Gobernación entre Creemos, Demócratas y el MAS”.

Por su parte, el director del Observatorio Político Nacional de la Uagrm, Daniel Valverde, explicó que las circunscripciones urbanas históricamente han sido contrarias al MAS, ya sea a través de Unidad Demócrata (UD) o, como el caso del año pasado, de Comunidad Ciudadana. “El MAS ha ganado siempre en las circunscripciones suburbanas o de provincia. “En 2014, UD obtuvo seis diputados uninominales y el MAS ocho, ahora ha crecido un poco la fuerza contraria capitalizada por Creemos, que hoy en día emerge en Santa Cruz como la representación que expresa una oposición al Gobierno nacional. En el caso de los senadores siempre ha tenido dos el MAS y dos la otra fuerza”.

Valverde opinó que la población debe exigir y esperar que la Brigada Parlamentaria Cruceña tenga una representación que permita llevar desde Santa Cruz propuestas que sean realizables con beneficio para la población “y no tengamos legisladores que representen a un sector corporativo, a un grupo económico; creo que es el momento de pensar de manera democrática, en todos”, señaló Valverde.

El analista también ve que es necesario que se tenga parlamentarios con capacidad de diálogo y de sostener posiciones políticas acorde a la realidad y expectativa de la población.

“Que tengan la voluntad de concertar. Bolivia necesita una agenda, a menos este primer año, que refleje esa voluntad política de restablecer la estabilidad económica, de recuperar la confianza en las instituciones y, fundamentalmente, estabilizar el sistema democrático”, indicó.






 Actas observadas

Hasta el miércoles existían 1.114 actas observadas y que, en el 99% de los casos, existen errores en la sumatoria de las cifras finales, informó el presidente del TED de Santa Cruz, Saúl Paniagua. Estos documentos se encuentran en un proceso de verificación, sin embargo, podría haber apelación por parte del MAS.

El vocal Mario Orlando Parada manifestó que, ante este panorama, la ley establece que existe una prohibición de modificar los resultados de las actas, con la excepción de errores aritméticos, como es en este caso. “Hay errores porque sumaron mal, pero no son fallas de fondo”, aclaró.

Esto significa que, tras hacer la corrección, también se debe dejar constancia en actas para reflejar que se hicieron estos cambios para dar certeza a la transparencia del proceso que está en la fase final de conteo.

Por otra parte, ante las protestas que se registraron en las afueras del centro de cómputo de Santa Cruz por la desconfianza y supuesto retraso en la presentación de resultados, desde el TED aclararon que el acto de conteo de votos es público y se hace a vista de observadores de alianzas políticas, grupos ciudadanos e invitados de organismos internacionales.

Paniagua dijo que están dispuestos a someterse a las auditorías que se consideren, ya que es importante que se certifique la transparencia del proceso electoral. “No hay nada que esconder, nosotros nos debemos a Santa Cruz y trabajamos por eso”, manifestó y recalcó que todas las actas están siendo verificadas, que el trabajo es seguido por los observadores y delegados de alianzas políticas que participaron en las elecciones y que todo el proceso está dentro del margen que estipula la ley (incluso respecto a los plazos). “En conjunto con los partidos y alianzas políticas se avala el trabajo que estamos haciendo”, resaltó.